El FMI inyecta 650.000 millones de dólares en derechos de giro a sus países miembros: cómo impactará en el caso de Argentina

Publicado: 24 ago 2021 00:30 GMT

Aumentará el ‘stock’ de reservas en más de un 10% en otros países de la región, como Belice, Ecuador, El Salvador, Jamaica, Surinam y Venezuela.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo efectiva este lunes la asignación especial de derechos de giro (DEG), por un total de 650.000 millones de dólares, para sus 190 países miembros. 

“La mayor asignación de derechos especiales de giro de la historia, alrededor de 650.000 millones de dólares, entra en vigor hoy”, comunicó la directora del FMI, Kristalina Georgieva.

De acuerdo a la directora, la asignación de DEG “proporcionará liquidez adicional al sistema económico mundial, ya que complementará las reservas en moneda extranjera de los países y reducirá su dependencia de la deuda interna o externa más onerosa”.

“Los países pueden utilizar el margen de maniobra que proporciona la asignación de DEG para respaldar sus economías e intensificar la lucha contra la crisis”, añadió Georgieva, y pidió a los gobiernos de las naciones beneficiadas que las definiciones que tomen sobre estos recursos sean “prudentes y bien informadas”.

El DEG es un activo de reserva internacional creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros. Se basa en una cesta de cinco monedas principales: el dólar, el euro, el renminbi chino (RMB), el yen y la libra esterlina. 

En el caso de Argentina, que tiene una participación del 0,67%, recibirá unos 4.355 millones de dólares, que se verán reflejados en las reservas sin aumentar la carga de deuda.

El FMI bloquea a Afganistán el acceso a derechos especiales de giro en razón de la incertidumbre en el paísEl FMI bloquea a Afganistán el acceso a derechos especiales de giro en razón de la incertidumbre en el país

Argentina, que negocia por estos días un nuevo acuerdo con el organismo de crédito, utilizará ese dinero para abonar intereses de deuda que vencen en los meses próximos, según reconoció semanas atrás la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La nación debe abonar este año 3.826 millones de dólares por el préstamo que acordó en los años 2018 y 2019 el entonces presidente Mauricio Macri, por un monto récord en la historia del país y del FMI, superior a 44.000 millones de dólares.

Sin embargo, los compromisos de deuda que tiene el Estado argentino para el 2021 podrían postergarse. La Casa Rosada está cerca de cerrar con el FMI un programa de ‘Facilidades Extendidas’, con un plazo de pago a 10 años. A diferencia del tipo de acuerdo ‘stand by’, sería más flexible en cuanto al vencimiento, pero con condiciones más estrictas en materia de reformas estructurales de la economía. 

Otros países miembros del FMI en América Latina también se verán beneficiados por la asignación. 

Aumentará el ‘stock’ de reservas en más de un 10% no solo en Argentina, sino también en Belice, Ecuador, El Salvador, Jamaica, Surinam y Venezuela. 

A Ecuador le corresponderán unos 950 millones de dólares, un 2% del total de recursos que el Fondo le entregará a la región, sin costo y sin necesidad de devolución: 48.967 millones de dólares.