El Departamento de Estado de EE.UU. celebra el diálogo entre el Gobierno de Venezuela y la oposición

Publicado: 4 sep 2021 00:50 GMT

A su llegada a México, el jefe de la delegación gubernamental , Jorge Rodríguez, afirmó que exigirán la devolución de «todos» los bienes que fueron confiscados a Caracas mediante las medidas coercitivas aplicadas por EE.UU. y la Unión Europea.

El Departamento de Estado de EE.UU. celebró el inicio de una nueva ronda de conversaciones entre las delegaciones del Gobierno de Venezuela y del sector más radical de la oposición de ese país, que se celebrará durante el fin de semana en Ciudad de México. 

«Celebramos el inicio de negociaciones integrales lideradas por Venezuela en México«, apuntó este viernes el vocero del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price.

En su cuenta de Twitter, Price expresó su solidaridad con el pueblo venezolano y sus deseos de que el proceso de negociaciones «siente las bases para el resultado democrático que merecen» los ciudadanos de esa nación. 

La tarde de este viernes inició un nuevo proceso de diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y los principales partidos de oposición para lograr una solución negociada, pacífica y democrática a la crisis en Venezuela

"Las negociaciones no requieren un acuerdo total": La postura del Gobierno de Venezuela para avanzar en el diálogo con la oposición en México"Las negociaciones no requieren un acuerdo total": La postura del Gobierno de Venezuela para avanzar en el diálogo con la oposición en México

Este nuevo capítulo del diálogo entre el Gobierno venezolano y el ala extremista opositora —que en 2019 intentó armar un Estado paralelo en Venezuela con la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente— cuenta con la mediación de Noruega y con el apoyo de México como territorio neutral para las negociaciones.

El presidente de la Asamblea Nacional y jefe de la delegación gubernamental, Jorge Rodríguez, afirmó este viernes a su llegada a México que la instrucción que le dio Maduro es exigir la devolución de «todos» los bienes y fondos que fueron confiscados al país suramericano mediante las medidas coercitivas unilaterales aplicadas principalmente por EE.UU. y la Unión Europea.

Por su parte, Guaidó, principal defensor de la aplicación de medidas coercitivas por parte de Washington para deponer a Maduro, afirmó en un video publicado en Twitter que su principal propuesta para «solucionar el conflicto» es convocar a una elección presidencial y parlamentaria «libre, justa y con garantías».

El Gobierno de Noruega, en cambio, ha expresado su deseo de que las partes avances en los siguientes puntos clave de las negociaciones: derechos políticos para todos; garantías electorales; un cronograma para elecciones observables; el levantamiento de sanciones y la restauración de derecho a activos; y el respeto al Estado Constitucional de Derecho.

La nueva ronda de negociaciones entre el Gobierno venezolano y la oposición culmina el próximo lunes 6 de septiembre.