El aumento de casos del virus del Nilo Occidental en humanos incrementa el nivel de riesgo en EE.UU.

Publicado: 3 sep 2021 20:43 GMT

A pesar de que la mayoría de los casos no presentan síntomas, los mayores de 50 años y las personas con inmunodeficiencia tienen mayor probabilidad de padecer de una afección grave.

En EE.UU se han registrado nuevos casos en humanos del virus del Nilo Occidental (VNO), que se propaga a través de las picaduras de mosquitos infectados, por lo que, funcionarios de la salud instaron a las personas a tomar precauciones y elevaron el nivel de riesgo, de una infección leve a una potencialmente mortal

El VNO se ha encontrado en poblaciones de mosquitos en los EE.UU. este verano, incluidos estados como Connecticut, Georgia y el área de Las Vegas, en Nevada.

Esta semana, al menos tres casos del virus se han confirmado oficialmente en Massachusetts, y el Departamento de Salud Pública del estado ha elevado el nivel de riesgo de VNO de bajo a moderado.

Muere la primera mujer contagiada con el virus del Nilo este año en EspañaMuere la primera mujer contagiada con el virus del Nilo este año en España

Las autoridades sanitarias señalaron que dos nuevas infecciones registradas se produjeron en pacientes varones mayores de 50 años, mientras que el otro caso se trata de una mujer de más de 80.

Asimismo, en Connecticut, el Departamento de Salud del estado también reportó dos personas de 70 años que dieron positivo por el virus.

Por otra parte, en el condado de Steuben, en Nueva York, el Departamento de Salud ha informado sobre la presencia de mosquitos portadores del virus en la región noroeste del condado, sin embargo, hasta el momento, no se han identificado casos de humanos.

El virus del Nilo Occidental es la enfermedad transmitida por mosquitos más prevalente en EE.UU., y a pesar de que la mayoría de los casos no presentan síntomas, los mayores de 50 años y las personas con inmunodeficiencia tienen mayor riesgo de padecer una afección grave.

Los funcionarios de salud han recomendado tomar las medidas necesarias y habituales para prevenir las picaduras de mosquitos, agregando que el riesgo no disminuirá hasta que cambie el clima.