Dulce sorpresa: La primera dama de EEUU se disfraza para repartir helados

La primera dama estadounidense, Jill Biden, sorprendió a los reporteros y a los miembros de su equipo a la vuelta de un viaje el jueves, al vestirse de azafata y repartir helados en la cabina como una broma del día de los inocentes (April Fool’s).

Los integrantes de su equipo, miembros del Servicio Secreto y periodistas recibieron helados de parte de una mujer con cabello corto y negro, con una mascarilla negra y que llevaba una identificación con el nombre de «Jasmine», mientras viajaban junto a la primera dama de regreso a Washington tras una visita a California.

Cinco minutos después, «Jasmine» reapareció en la sección destinada a la prensa, sin la peluca, para develar que era la propia primera dama.

«April Fool’s! (Feliz día de los inocentes)», dijo divertida a los periodistas.

Esta no sería la primera broma que hace Biden a quienes viajan con ella en un avión.

Según la prensa estadounidense, una vez se metió en un compartimento superior del Air Force Two, cuando su esposo Joe Biden era vicepresidente, y le gritó «¡Buuu!» a la primera persona que abrió el gabinete.

Un reporte periodístico sobre los hechos del jueves admitió que los reporteros fueron «completamente engañados», pero se «aliviaron» porque ningún miembro del equipo de la propia primera dama la reconoció con el disfraz.

Las barras de helado de vainilla con cobertura de