Denuncian matadero municipal de El Seibo se ha convertido en un foco de contaminación

El matadero municipal de El Seibo actualmente se encuentra en condiciones inhumanas, por su alto deterioro y contaminación.

Así lo informó el director provincial de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Carlos de la Rosa, quien precisó que la infraestructura no cuenta con la higiene que amerita, puesto que los animales se sacrifican en medio de sangre y podredumbre.

Dijo que las aguas negras y todo lo que sale de ese lugar va directamente a los ríos, por lo que, a su juicio, constituye doble contaminación. Agregó que tanto él, en calidad de director provincial de Medio Ambiente, como Salud Pública, recomendaron al alcalde Leo Francis Zorrilla que construya una nueva edificación, lejos de la gente.

Indicó que solo pueden hacer la sugerencia, puesto que no tienen facultad para hacer la construcción de un nuevo matadero.

“Actualmente el matadero está operando, el alcalde nos dijo que es de sumo interés sacarlo de ahí, pero que no tiene recursos para eso”, adujo el funcionario.

El funcionario resaltó que los que operan en el matadero trabajan de forma independiente y no por vía del Ayuntamiento. “Ese matadero prácticamente está ambulante porque el cabildo no tiene control”, dijo.

Resaltó que luego de la última intervención que se le hizo al lugar, se le dio un plazo de tres meses para que le hagan una remoción y que, en caso de no poder sacarlo de la ciudad, cerrarlo.

En tanto que el director provincial de Salud Pública, Víctor Joa, coincidió en que las condiciones del matadero “no son buenas”, y que ha llegado a la conclusión de que debe ser sacado de la ciudad.

Precisó que han tratado en múltiples ocasiones con el síndico la situación y manifestó estar de acuerdo. “Hemos contactado también a un grupo de ganaderos y hemos estado haciendo trámites para ver qué se puede a hacer”, explicó.

El galeno aseguró que no van a tardar mucho tiempo en sacar el matadero de la ciudad, ya que entiende es muy perjudicial para la salud de los ciudadanos, a la vez que sostuvo que el lugar no cuenta con sépticos y que todos los residuos van directo a los ríos.

Indicó que están buscando opciones para la construcción de un nuevo matadero en un terreno donado por el Central Romana, fuera de la ciudad.