Del éxito como pelotero en Grandes Ligas a la oscuridad de una prisión acusado de incesto

Juan Encarnación tuvo una carrera de éxitos en las Grandes Ligas y en su retiro, fue precandidato a la Alcaldía de Santo Norte y el sábado 28 de agosto, fue apresado, acusado de incesto.

El nativo de las Matas de Falfán, provincia San Juan, en el año 1997 empezó en las mayores, con los Tigres de Detroit en la Liga Nacional. Jugó además con los Rojos de Cincinnati, Marlins de La Florida, Dodgers de Los Ángeles hasta concluir con los Cardenales de San Luis el 31 de agosto del 2007, debido a una lesión en su ojo izquierdo.

Tuvo un promedio de bateo de por vida de .270, con 156 jonrones, 667 vueltas impulsadas, con su mayor total de 94 en la temporada 2003 con Florida, donde disparó 19 cuadrangulares.

Su mayor cantidad de producción jonronera fue de 24 en la temporada 2002, 16 con los Rojos y 8 con los Marlins. En tres ocasiones la sacó 19 veces.

Su carrera de éxitos en las Grandes Ligas, termina el 31 de agosto del 2007 cuando fue golpeado en el ojo izquierdo, por un foul bateado por su compañero de equipo en los Cardenales, Aron Miles.

La situación provodada por el golpe, no lo sienta y traslada su energía a la vida empresarial y política.

En el 2015 se presenta como precandidato a la alcaldía por Santo Domingo Norte por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), bajo el lema “Un Alcalde de Grandes Ligas”, con la intención de recordarle a los votantes, su paso por las mayores.

Catorce años después de una vida dentro de los estadios de béisbol, admirado, aplaudido, seguido por miles de dominicanos, enfrenta una acusación de incesto, en perjuicio de su hija de 11 años, cuyo nombre se omite por razones legales.

Es está detenido en la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, en espera de que se le conozca medida de coercion y que posiblemente enfrente un año de privision preventiva.

La madre de la menor hizo la denuncia y el órgano acusador ha otorgado al hecho la calificación jurídica de violación a los artículos 332-1 y 332-2 del Código Penal Dominicano y al artículo 396 literal (b) y (c) de la Ley 136-03 del Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes.

La fiscal del Distrito, Rosalba Ramos confirmó a Diario Libre que se solicitó un año de prisión preventiva contra Encarnación, al tiempo que consideró que “estos son casos difíciles que afectan toda una familia, pero la fiscalía tiene una posición firme sobre casos de abuso contra menores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *