Corea del Norte convoca una sesión parlamentaria para septiembre

Corea del Norte ha convocado una sesión parlamentaria el 28 de septiembre para la adopción de leyes relacionadas con la educación de la juventud o para aprobar modificaciones al plan económico nacional, según informó hoy la agencia estatal KCNA.

El presidium de la Asamblea Popular Suprema norcoreana se reunió en la víspera en Pionyang y publicó la resolución correspondiente para convocar la sesión en la mencionada fechada, indicó KCNA.

Durante la sesión está previsto que se trate “la ley de desarrollo de ciudades y distritos y otra para garantizar la educación de la juventud”.

El anuncio llega en un momento en que Corea del Norte, cuya economía está siendo duramente golpeada por la pandemia, está haciendo énfasis en la importancia de la educación ideológica para los jóvenes de cara a erradicar “prácticas no socialistas”.

La sesión del 28 de septiembre también tratará “la modificación e implementación de la ley del plan económico nacional”.

A comienzo de año el líder Kim Jong-un, en una admisión poco común, reconoció que los resultados del último plan quinquenal “quedaron muy por debajo de lo esperado” y en abril afirmó que el país, cercado por las sanciones internacionales y la pandemia, vive sus peores momentos económicos desde los años noventa.

Aunque el régimen ha hablado de reforzar la autosuficiencia económica para superar el bache, en los últimos meses las importaciones desde China, claves para la supervivencia del empobrecido país, han dado muestras de recuperación tras caer un 68 % en 2020 por los controles fronterizos para evitar la entrada del virus.

En la sesión de septiembre también se tratarán temas organizativos, un área que promete atraer la atención de muchos analistas después de la aparente degradación que sufrió este verano Ri Pyong-chol, que era uno de los cinco miembros del presidium del comité central del partido único, el órgano más poderoso del país.

La aparente dimisión forzada de Ri parece responder, según muchos expertos, a un problema en la gestión de reservas de alimentos del ejército.

Aunque la Asamblea Popular Suprema pretende ser el órgano legislativo del país, su función pasa realmente por refrendar automáticamente las decisiones adoptadas por la cúpula del régimen y Kim Jong-un.

Suele reunirse una vez al año para tratar materias presupuestarias y organizativas, aunque bajo el liderazgo de Kim ha celebrado de manera excepcional dos sesiones en 2012, 2014 y 2019.

La del 28 de septiembre será también la segunda sesión de 2021 de la Asamblea, que ya se reunió en enero para refrendar las decisiones adoptadas en el último congreso del partido. EFE