Con escepticismo reciben moradores del barrio Enriquillo trabajos de la Opret para línea 2 del Metro

En medio del escepticismo de moradores del barrio Enriquillo, en el municipio Santo Domingo Oeste, provincia Santo Domingo, la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) inició el proceso para el desalojo de familias donde se construirán las estaciones del Metro en su extensión a Los Alcarrizos y ya se ha empadronado más de 100 propiedades.

Propietarios e inquilinos de viviendas que serían afectadas explicaron que en varias ocasiones las autoridades se han reunido con ellos para informarle del proceso, y aunque no quisieran ser desalojados de sus viviendas por los años que tienen en el sector, algunos entienden que no deben ser obstáculos al desarrollo.

Ya muchas de las viviendas fueron marcadas y hasta delimitada el área que abarcará el desalojo con una raya amarilla. A algunos de los propietarios les han dicho que vayan ubicando donde mudarse, aunque no les han indicado la fecha que iniciarán los trabajos, por lo que sienten que será pronto.

Antonio Abreu dijo que a la vivienda de su familia le colocaron una numeración, pero que nadie se ha acercado hasta ellos para hablarle del proyecto y cómo les afectará.

Al preguntarle si están dispuestos a vender su propiedad para que se extienda la línea 2 del Metro, dijo: ”Hay que hacerlo porque, yo encuentro que va a ser obligado, uno no quiere irse de aquí, lamentablemente hay que ceder”.

Elida Holguín está confianza en lo que le han dicho, de que les van a pagar bien su propiedad que es de sus hijos porque su esposo murió. Confía en que le pagarán su casa por un precio justo, porque es lo único que tiene y de lo que vive con la parte que tiene alquilada.

Aclaró que no puede trabajar porque está casi ciega producto de la diabetes que padece y casi todos sus hijos también padecen de la misma enfermedad, algunos ya con cierta discapacidad.

“Uno no quisiera vender la casa, pero quien puede con el gobierno, qué uno hace, pero que me la paguen bien, yo de esto es que vivo, del alquiler de mi casa, de eso es que yo como y compro mi medicina”, indicó.

Los inquilinos también están preocupados porque, aunque dicen que también serán beneficiados, no les han asegurado de qué manera. Algunos entienden que se merecen un techo en otro lugar, como considera Ramón Luciano, de la calle Primera.

Carlos Severino también es inquilino y espera que lo traten bien. Dijo que la gente de la Opret se ha reunido con ellos desde hace unos tres meses y ha prometido cosas buenas que espera que cumplan.

“Según ellos, van a pagar todo lo que tengan las casa al precio actual, por ejemplo, si la casa tiene mosaico a 50 pesos dos o tres años, se los van a pagar al precio que esté ahora, que los van a tratar bien, las pagarán a un precio justo”, dijo.

Opret informa sobre el proceso

La Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) informó que espera iniciar los trabajos a final de septiembre. Más de 100 propiedades ya fueron empadronadas.

“Más adelante una comisión, apegada al respeto de la dignidad humana, procederá a hacer las evaluaciones pertinentes, para luego pasar a las expropiaciones y/o adquisiciones por el precio justo y siempre de acuerdo a las leyes y normas del país, con honestidad y transparencia”, informó la entidad a Diario Libre.

La línea 2C se extenderá desde la estación María Montez, en el kilómetro 9 de la autopista Duarte, hasta la entrada de Los Alcarrizos, unos 7.35 kilómetros.

De acuerdo con la Opret, a la fecha han trabajado en 25 licitaciones, cuatro de ellas de urgencia que actualmente están en revisión y espera, a principios del próximo mes, tener listos los ganadores y el resto 21 de ellos deben presentar sus propuestas a mediados de septiembre.

“Desde hace semanas, técnicos de la Opret se encuentran haciendo un empadronamiento de las propiedades que posiblemente el gobierno vaya a adquirir, este es un proceso de socialización que se hace con la comunidad, donde se involucran las juntas de vecinos y las iglesias”, indicó la entidad.

La obra tendrá una duración de 24 meses y se espera tenerla lista para noviembre de 2023. Tendrá cuatro estaciones y la terminal de Los Alcarrizos será un viaducto elevado con un túnel de transición de 800 metros de longitud. El costo total de la obra, incluyendo el material rodante necesario, ronda los 506 millones de dólares, aproximadamente 30,000 millones de pesos dominicanos.