Con el concurso de la gente buscan sumar otros 25 kilómetros de ciclovía

El proyecto de implementación de 25 nuevos kilómetros de ciclovías en el Distrito Nacional, como parte del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, no solo busca impactar en la reducción de los taponamientos en las calles y avenidas de la ciudad, sino también en el medio ambiente.

Desde la Alcaldía del Distrito Nacional, el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), junto a la Unión Europa y la Agencia Francesa de Desarrollo se trabaja en un plan de seguridad ciclista que integraría corredores por las principales universidades, centros comerciales, de trabajo y atractivos culturales, así como conexión con sistemas como el Metro de Santo Domingo.

El director del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (AIPMUS), el colombiano Juan Pablo Bocarejo, cuenta que se trata de agrandar la actual red de ciclovía de manera integral para que sirva a los ciudadanos del Distrito Nacional y luego a los de la provincia Santo Domingo.

Indicó que los estudios proponen unos 15 corredores y que para su implementación se hará una serie de consultas, mediante una plataforma para que los ciudadanos indiquen por dónde iría el próximo corredor, por cuál lugar de la vía, entre otros aspectos de interés de la gente.

Sostuvo que se trabaja para que haya participación con los vecinos donde se implementarán las nuevas rutas de ciclovías, que la gente se integre al igual que el comercio y, de esa manera, construir un espacio para bicicletas que le sirva a todo el mundo.

“Estamos promoviendo desde la Unión Europea y la Agencia Francesa para el Desarrollo el uso de bicicletas públicas como en Nueva York, donde la gente tiene posibilidad de alquilar una bicicleta en un sitio y llevarla a otro lugar, eso funciona para alimentar los metros, se tiene pensada esa estrategia para tener más usuarios en Santo Domingo”, dijo.

Bocarejo fue secretario de Movilidad de Bogotá durante cuatro años y cuenta que en la capital colombiana se realizan todos los días unos 1,200,000 viajes en bicicletas.

“Imagínese eso es toda la gente que se sube en concho en Santo Domingo, que son la gente que usan bicicleta en Bogotá, es mucha gente. En Bogotá nos pasó como en Santo Domingo, un día decidimos que tenemos que empezar, obviamente la ciclovia de la Bolívar no la utilizamos tanto porque no nos permite orígenes y destinos, necesitamos una pequeña red para que a más gente le sirva esa ciclovia”, indicó.

Consideró que los dominicanos deben abrirse un poco más hacia esa opción de la bicicleta y considerar una nueva cultura que poco a poco se irá consiguiendo.

El Intrant y la Alcaldía realizaron recientemente talleres con funcionarios en el que participaron colectivos y que se definieron los corredores que pueden ser interesantes, pero que hay que esperar si las autoridades consideran pertinente su implementación.

Esta semana el Intrant, las alcaldías, colectivos de ciclistas y expertos locales e internacionales del programa AIPMUS se reunirán para definir las nuevas rutas.