Comienza blindado el relevo de la antorcha paralímpica a cuatro días de los Juegos

El relevo de la antorcha de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 comenzó este viernes a puerta cerrada por el pronunciado aumento de contagios de COVID-19 y cuando restan cuatro días para el arranque de las competiciones deportivas.

La primera jornada del relevo comenzó en una pista de atletismo al aire libre después de que las llamas de los Paralímpicos encendidas en 62 municipios del área capitalina se fusionaran para formar una lumbre en una ceremonia a primera ahora del día.

Tokio 2020 ha preparado una serie de eventos vinculados a los Paralímpicos con la meta de generar entusiasmo por el evento

«Los Juegos de Tokio no serán un éxito sin el éxito de los Paralímpicos«, dijo la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, en el acto.

Como ya ocurriera con gran parte del recorrido de la antorcha de los Juegos Olímpicos, clausurados el pasado 8 de agosto, el relevo de la llama paralímpica no transitará por las vías públicas como medida para evitar las aglomeraciones ante la propagación de la covid, que está en niveles récord en el país asiático.

Unas 700 personas participarán en el relevo, que consistirá en unas carreras breves en las que los corredores portarán la llama durante unos 30 o 50 metros en instalaciones sin público, y se llevarán a cabo ceremonias simbólicas de encendido.

A última hora del día, la llama tokiota se fusionará con otras lumbres encendidas en las 47 prefecturas del archipiélago en una serie de actos que se sucedieron desde el pasado día 12 con la idea de transmitir que «la llama paralímpica está en todas partes», según los organizadores.

Tokio 2020 ha preparado una serie de eventos vinculados a los Paralímpicos con la meta de generar entusiasmo por el evento, que arrancará el martes y se desarrollará hasta el 5 de septiembre.

Entre ellos se encontró la instalación hoy del símbolo de los Juegos Paralímpicos, los tres «agitos», en aguas frente al Parque Acuático de Odaiba, en la bahía de Tokio.

La situación de las infecciones en el país, no obstante, está generando preocupación por la seguridad del evento, dado que el número de casos es muy superior a cuando empezaron los JJ.OO.

Japón contabilizó el jueves un récord diario de 25.155 casos y las cifras preliminares adelantadas por los medios locales vaticinan un nuevo máximo para este viernes cercano a 26.000.

Sólo en Tokio, la zona más afectada del país, los casos superaron los 5.000 hoy por tercer día consecutivo, ante la propagación de la altamente contagiosa variante delta, dominante ya en la metrópolis.

Dado el estado actual de las infecciones, los organizadores decidieron el lunes que no habrá espectadores en los estadios de los Paralímpicos, salvo algunos estudiantes participantes en un controvertido programa escolar respaldado por el Gobierno.

Unos 4.400 paratletas participarán en los Juegos de Tokio 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *