Báez y Lindor reaccionan contra sus propios fanáticos de los Mets

Javier Báez y sus compañeros de los Mets de Nueva York transformaron los abucheos en vítores este fin de semana y luego le bajaron el pulgar a sus propios fanáticos.

Báez despachó el domingo un jonrón que viajó 44 pies en la victoria 9-4 sobre los Nacionales de Washington. Tras el juego, el infielder puertorriqueño dijo que los jugadores de los Mets bajaron el pulgar como respuesta a los fanáticos que abuchearon al equipo durante un agosto para el olvido.

«Cuando nos va mal, nos abuchean», dijo Báez. «Así que serán abucheados cuando nos vaya bien».

El presidente de los Mets Sandy Alderson deploró esas declaraciones y señales.

«Estos comentarios, y cualquier gesta de su parte o de otros jugadores con una intención similar, son totalmentes inaceptables y no serán tolerados», dijo Alderson en un comunicado.

«Se comprende que los fanáticos de los Mets están frustrados con el reciente rendimiento del equipo. Los jugadores y la organización están igual de frustrados, pero los fanáticos en el Citi Field tienen todo el derecho de expresar su propia decepción. Abuchear es un derecho para todo aficionado».

Los Mets tienen foja de 8-19, con lo que pasaron del primer lugar al tercero en la División Este de la Liga Nacionales, a siete juegos y medio detrás de los líderes Bravos de Atlanta.

Báez, su compatriota y amigo Francisco Lindor y Kevin Pillar hicieron el gesto del pulgar el domingo.

Báez, quien batea para .210 con 22 ponches en 62 turnos al bate tras ser adquirido en un canje con los Cachorros de Chicago el 30 de julio, sostuvo que el abucheo no le afecta pero que desalienta.

«Yo quiero mucho a los fanáticos y me gusta jugar por los fanáticos», dijo Báez. «Pero no podemos tener a los fanáticos en contra».

El piloto dominicano Luis Rojas, quien el miércoles escuchó cánticos pidiendo su despido el miércoles durante una derrota ante los Gigantes de San Francisco, dijo que no estaba al tanto del significado del gesto.

«No creo que hubiera una intención de desquitarse con la afición», dijo Rojas. «Queremos ganar por el equipo. Queremos ganar por nosotros, por nuestros jefes, nuestro dueño, nuestra afición. Ese debe ser nuestro enfoque».

Rojas añadió que la reacción de Báez podría obedecer al proceso de adaptación al primer canje de su carrera. Lindor, quien firmó una extensión de 10 años antes de debutar con los Mets, y Pillar también cumplen sus primeras campañas en Nueva York.

El domingo, Lindor forzó un balk e impulsó dos carreras con un doble, en tanto que el dominicano Jonathan Villar añadió un jonrón.

Los Mets ganaron dos de los tres juegos y se llevaron una serie por primera vez desde que barrieron a los mismos Nacionales en tres juegos entre el 10 y el 12 de agosto.

Josh Bell dio par de cuadrangulares para Washington y el dominicano Juan Soto también la desapareció. Esos fueron los únicos tres imparables de los Nacionales en el partido.

Lindor marcó la pauta para los Mets al ponerse a bailar en tercera base en la primera entrada y forzó un balk de Erick Fedde (6-9). Fue el primer balk de la temporada para Washington y la primera vez que los Mets anotan vía un balk desde el 30 de marzo de 2019, también contra los Nacionales.

Báez aumentó la ventaja para los Mets con su batazo de 444 pies, productor de dos carreras, en la cuarta entrada que puso la pizarra 3-2. Villar añadió un cuadrangular de dos carreras en la sexta, un triple y un sencillo, y anotó tres veces.

Tylor Megill (2-3) aceptó dos carreras con un hit —un jonrón de dos carreras de Bell en la cuarta entrada— dio tres bases por bola y ponchó a cinco en cinco entradas. Cuatro relevistas de los Mets lanzaron un inning cada uno para completaron la labor de tres imparables.

El venezolano Alcides Escobar se fue de 4-0 y su racha de 10 juegos con imparable llegó a su fin.

Por los Nacionales, los dominicanos Juan Soto de 2-1 con dos anotadas y una impulsada, y Víctor Robles de 1-0. El venezolano Escobar de 4-0. El cubano Yadiel Hernández de 3-0.

Por los Mets, el dominicano Jonathan Villar de 5-3 con tres anotadas y dos producidas. Los puertorriqueños Lindor de 5-1 con una anotada y dos impulsadas, y Báez de 4-1 con una anotada y dos empujadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *