Astrónomos reconstruyen por primera vez la ‘danza de la muerte’ de las estrellas que desencadena la explosión de una supernova

Publicado: 3 sep 2021 23:06 GMT

Las supernovas normales se producen cuando una estrella masiva agota su combustible y ya no puede soportar su propia gravedad, por lo que su núcleo colapsa sobre sí mismo.

Astrónomos han encontrado pruebas de que un agujero negro o una estrella de neutrones se abrió paso en espiral hacia el núcleo de otra y provocó la explosión de esta como una supernova, un suceso que hasta ahora no se había visto, a pesar de que los teóricos habían pronosticado que podía ocurrir.

El evento se detalla en una publicación reciente de la revista Science. Los científicos usaron datos del proyecto ‘Very Large Array Sky Survey’ (VLASS) de observación del cielo de la Fundación Nacional de Ciencia de EE.UU., que tiene entre sus objetivos localizar objetos transitorios. 

La primera pista surgió cuando los expertos examinaron imágenes de VLASS, con observaciones que comenzaron en 2017, y encontraron un objeto que emitía ondas de radio de manera brillante pero que no había aparecido en un estudio del cielo anterior.

Las supernovas normales se producen cuando una estrella masiva agota su combustible y ya no puede soportar su propia gravedad, por lo que su núcleo colapsa sobre sí mismo, desencadenando una explosión de supernova, que deja tras de sí una estrella de neutrones o un agujero negro.

Astrónomos observan "una metralla" de restos de supernova que se mueve a máxima velocidad hacia el borde de la Vía LácteaAstrónomos observan "una metralla" de restos de supernova que se mueve a máxima velocidad hacia el borde de la Vía Láctea

Los datos de estas observaciones y el telescopio Keck en Hawai, permitieron a los astrónomos reconstruir la historia «de una ‘danza de la muerte’ de las estrellas [una unión que terminará en su colisión y una posible supernova] que duró siglos entre dos estrellas masivas», detalla el comunicado al respecto.

Al inicio fueron dos estrellas que nacieron como una pareja binaria y orbitaban de manera muy próxima. Una de ellas, que era más masiva, evolucionó más rápidamente y explotó como supernova, dejando un agujero negro o una estrella de neutrones superdensa, la cual se fue acercando cada vez más a la de su compañera y hace unos 300 años entró en la atmósfera de esta, dando inicio a la llamada ‘danza de la muerte’. Finalmente, se abrió paso hacia el núcleo de la estrella compañera, interrumpiendo la fusión nuclear que producía la energía que impedía que el núcleo colapsara por su propia gravedad.

Al colapsar el núcleo, se formó brevemente un disco de material que orbitaba estrechamente alrededor del intruso y propulsó un chorro de material hacia el exterior a velocidades cercanas a la de la luz, abriéndose paso a través de la estrella.

De acuerdo a los astrónomos, esta supernova, causada por una fusión estelar, fue una sorpresa. «Todas las piezas de este rompecabezas encajan para contar esta increíble historia», explicó uno de los autores del estudio Gregg Hallinan.