Apresan pareja dominicana que fabricaba armas en apartamento del Alto Manhattan

Una pareja dominicana fue arrestada por policías del cuartel 30 y acusada en la Corte Suprema Estatal de fabricar “armas fantasmas” en el apartamento en el que residen en la calle 153 Oeste del vecindario Hamilton Heitghs en el Alto Manhattan.

Sus nombres son Francisco Martínez y María Ovalles, quienes también fueron acusados el pasado viernes de violar la prohibición del uso de marcos o receptores sin terminar y posesión de una pistola de imitación.

Los agentes confiscaron ocho pistolas semi automáticas, dos de imitación y 200 cajas de balas durante un registro en el apartamento.

Las armas fantasmas se describen como aquellas que no tienen un número de serie para que no puedan ser localizadas ni identificadas en investigaciones de las autoridades.

Un comunicado de la oficina del fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus R. Vance Junior explica que la fabricación de las armas, fue descubierta porque la pareja probaba las pistolas en la azotea del edificio, donde el avanzado sistema “Shot Spotter” (Punto de Tiro) del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), detectó de dónde salían los disparos y envió agentes a la escena.

La fiscalía dice que Martínez de 38 años de edad y Ovalles de 29, fabricaban las armas con piezas en kits que pedían en línea y luego las vendían en las calles.

Los dos habían estado fabricando y ensamblando pistolas fantasmas en su apartamento.

«Estos acusados convirtieron su apartamento en una fábrica de armas a pequeña escala, donde fabricaron ocho pistolas ilocalizables y mortales con piezas que pidieron en línea, y probaron sus armas de fuego caseras en la azotea», agrega el comunicado.

«Las armas fantasmas ya son una amenaza abstracta e inminente», dijo el fiscal Vance. «Están aquí, y necesitamos una regulación federal para detenerlas».

Los disparos hechos con las pistolas fantasmas, provenían del techo del edificio y fueron hechos el 26 de junio 2021, donde también los policías incautaron 10 fundas de balas de nueve milímetros (9mm) en el techo del edificio de apartamentos.

Los investigadores determinaron que las armas de fuego eran todas armas operables que se ensamblaron a partir de componentes de metal y piezas de polímero que se ordenaron en línea a eBay y compañías de California y varios otros estados.

Imágenes de videos de vigilancia grabaron a Martínez subiendo las escaleras hasta el techo del edificio con al menos un arma de fuego visible, añade el Ministerio Público en el comunicado.

La policía lo arrestó a Martínez y Ovalles la mañana siguiente cuando salieron de su apartamento.

En un allanamiento con orden judicial esa noche, se descubrieron las ocho pistolas semiautomáticas y dos pistolas de imitación, junto con doscientas rondas de balas.

Los investigadores del NYPD encontraron que ninguna de las armas de fuego estaba marcada con números de serie, y todas habían sido ensambladas usando piezas pedidas por separado en internet.

La policía también encontró kits de construcción y piezas de fabricación de armas.

El análisis balístico coincidió con los casquillos descubiertos en el techo con tres de las armas de fuego encontradas en el apartamento.

El fiscal Vance que es cofundador de la organización nacional “Fiscales Contra la Violencia Armada”, ha pedido al Gobierno federal que tome medidas enérgicas contra las armas fantasmas, hablando en apoyo de una regla propuesta por el Departamento de Justicia que obligaría a los fabricantes a incluir números de serie en las piezas de armas impresas en 3D y realizar verificaciones de antecedentes antes de vender los kits.

«Al mismo tiempo, el congreso debe resolver este problema de una vez por todas mediante la modernización de la Ley de Armas de Fuego Indetectables con requisitos, similares a la nueva regla propuesta por el Departamento de Justicia, que las armas impresas en 3-D y los marcos, receptores y componentes sin terminar tienen números de serie y que las personas poseen una licencia para fabricar o ensamblar estas armas», dijo Vance en el comunicado.