Aplazan para el viernes coerción a regidor de La Romana vinculado al cartel de Bayahíbe

La Oficina de Atención Permanente del Departamento de Justicia de la provincia La Altagracia aplazó para el viernes a las 10:00 de la mañana la medida de coerción contra el presidente de la Sala Capitular de La Romana y el jefe de seguridad del alcalde y otros sindicados en un una supuesta red que opera en el este, denominada el “cartel de Bayahíbe”, que ha trasegado cientos de quintales de drogas a Puerto Rico y otras naciones de Europa.

El aplazamiento se hace a solicitud de los abogados del concejal Faustino Ávila (alias Negro Tongolo), que dijo necesita estudiar el expediente acusatorio.

Faustino Ávila, junto a Ángela Zorrilla Constanzo, están siendo acusado por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y el Ministerio Público de Higüey de ser responsables del transporte de drogas en lanchas rápidas a Puerto Rico y otras latitudes.

Ángel Zorrilla Constanzo, supuesto miembro del cartel de Bayahíbe, es quien habría delatado como dueño de un cargamento de 150 paquetes de cocaína, ocupada en Bayahíbe, a Ávila, presidente del Concejo de regidores del cabildo de La Romana.

Tras lo revelado por Zorrilla Constanzo es que la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y el Ministerio Público deciden radicar cargos por narcotráfico y porte ilegal de armas de fuego de múltiples calibres.

Faustino Ávila se entregó el pasado sábado con sus abogados a la fiscalía de la provincia La Altagracia, donde quedó detenido y horas después trasladado a la sede en Santo Domingo de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

El Ministerio Público está solicitando un año de prisión y declarar el caso complejo tanto para Ángel Zorrilla Constanza y Faustino Ávila, junto a otros implicados que fueron apresados mediante requisas domiciliarias en pueblos del Este.

Los investigadores y el Ministerio Público establecieron que Ángel Zorrilla Constanzo, nativo de El Seibo, al momento de ser apresado con el cargamento de 150 paquetes de cocaína se desempeñaba como seguridad personal del alcalde Juan Antonio Adames (Tony con el Pueblo), quien hizo emitir un carnet de que era portador de una pistola por ser su seguridad personal.