Apagan las luces de Lunes de Jazz por falta de recursos

Santiago ha perdido uno de los pocos espacios para el disfrute de la música. Lunes de Jazz, cita obligada y tradicional para el deleite del público cibaeño, fue desalojado del Bar Moisés Zouan del Gran Teatro Regional del Cibao. Sus organizadores fueron notificados por carta del Ministerio de Cultura, firmada por Geovanny Cruz.

Las personas organizadoras de Lunes de Jazz, actividad en agenda desde el año 2013, establecieron vía comunicado.

“Por este medio informamos a nuestro querido público, que lamentablemente Lunes de Jazz no seguirá en el Bar del Gran Teatro del Cibao debido a que las autoridades del Ministerio de Cultura han manifestado que no es rentable mantenerla en sus instalaciones”, establecen en un comunicado.

En el escrito explican que la administración del Teatro les exige un pago por concepto de alquiler para poder continuar, “lo cual se nos hace imposible ya que no contamos con patrocinadores que este importante espacio que ya es tradición para los músicos, el arte y la cultura de nuestra querida Ciudad Corazón”.

Dijeron que seguirán contra viento y marea promoviendo el arte, la cultura y el disfrute del Jazz en Santiago, como lo hemos hecho durante estos últimos 13 años.

Sobre el desalojo, el historiador y abogado Edwin Espinal entiende que el Ministerio de Cultura desconoce que debe garantizar el acceso de los ciudadanos a las infraestructuras artísticas y culturales; considerar a los gestores culturales al formular la política cultural; garantizar el derecho a participar de la vida cultural; apoyar y estimular a las personas dedicadas al desarrollo y a la promoción de expresiones artísticas y culturales y promover las expresiones culturales de los ciudadanos dominicanos.

Recordó que todos esos principios de actuación están consagrados en la Ley 41-00.

Fundadora

La cantante Fátima Franco, fundadora de Lunes de Jazz junto a su esposo, el percusionista Cukin Curiel, informó que la dirección del Gran Teatro del Cibao ha sido “amable y diplomática” con el equipo coordinador.

“No queremos problemas. Reiniciamos en marzo de este año bajo las condiciones que nos ofreció el mismo teatro, entregarle un por ciento de lo generado en la puerta y todo el beneficio del bar para la institución”, informó la artista.

Fátima Franco expuso que Lunes de Jazz no tiene ánimo de lucro. En la puerta se solicitaban 250 pesos y solo se vendían 62 % boletas. Eso cubre gastos operativos como transporte, cena y seguro médico.

La cantante expresó que Lunes de Jazz es una escuela permanente y es la única actividad fija del Gran Teatro Cibao. “No es un simple concierto, es nuestro aporte al arte y la cultura de Santiago. Es una actividad formativa, le damos cabida a otros géneros. Es un escenario donde los jóvenes comparten con los músicos experimentados”.

Además, declaró que recibieron una llamada de la abogada del teatro. “Nos informó que fueron auditados y que la única forma de seguir presentándonos era pagando una mensualidad”.

Lunes de Jazz es algo hecho con amor, no es para hacerse rico, argumentó Fátima Franco.

Posición del Teatro

Francisco Sanchis, director de comunicaciones del Gran Teatro, explicó que el objetivo es que los organizadores del evento asuman los costos operacionales del bar Moisés Zouian los días que realizan el montaje.

“El Gran Teatro no puede asumir esos gastos. Se trata de un evento privado que no puede ser costeado por nosotros”, declaró Sanchis a Diario Libre.

Aseguró que a través del dinero que genera con la venta de boletas Lunes de Jazz puede alquilar el bar Moisés Zouian para sus presentaciones.