Amnistía Internacional pide a autoridades europeas que aborden las violaciones de DD.HH. en Chile durante la gira de Piñera

Publicado: 3 sep 2021 01:43 GMT

La organización envió una carta a los mandatarios de Italia, Francia, España e Inglaterra para que le pidan al presidente que avancen las investigaciones sobre abusos policiales en el marco de las protestas.

Amnistía Internacional (AI) instó este jueves a los mandatarios de Italia, Francia, España e Inglaterra a abordar la situación de las violaciones de los derechos humanos durante las manifestaciones en Chile, en el marco de la gira que el presidente Sebastián Piñera realizará por Europa entre los días 3 y 12 de septiembre. 

«A casi dos años de las protestas iniciadas en octubre de 2019 y los ataques generalizados contra la población que se manifestaba por parte de Carabineros de Chile, apenas avanzan las investigaciones por graves violaciones de derechos humanos y posibles crímenes de lesa humanidad», expresó en un comunicado Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de AI.

La organización ha enviado una carta a cada autoridad de los países europeos en la que expresan su preocupación por las «graves violaciones de derechos humanos y la situación de impunidad que siguen poniendo en riesgo a todas las personas en Chile».

En el texto, el ente internacional señala que la falta de avances en las investigaciones «implican un continuo incumplimiento de las obligaciones del Estado con relación a la justicia, la reparación a las víctimas y sus familiares, y las garantías de no repetición».

Asimismo, solicitan a las autoridades europeas «que le expresen a Piñera la importancia de que la Fiscalía Nacional y el Poder Judicial, presenten toda la información y se realicen las investigaciones necesarias, para esclarecer todos los hechos».

El mandatario de Chile mantendrá durante su estadía en Europa reuniones de trabajo con el rey Felipe VI de España; el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez; el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson; el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el papa Francisco.

Entre octubre de 2019 y marzo de 2020, 34 personas fueron reportadas oficialmente como fallecidas durante la represión de las protestas que derivaron en el estallido social, motivado por la desigualdad, el modelo económico y el alto costo de vida.

Además, según cifras del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), 3.443 personas resultaron heridas por agentes del Estado, 347 de ellas con daños oculares, de las que cinco sufrieron pérdida total de visión.