Afectados peste porcina en Espaillat, Hermanas Mirabal y La Vega reciben compensación económica

El gobierno central entregó este miércoles más de 97 millones de pesos como compensación a productores de las provincias Espaillat, La Vega y Hermanas Mirabal afectados por la muerte de cerdos a causa de la peste porcina africana, conocida también como PPA.

Los porcicultores recibirán sus aportes de parte de la Comisión Oficial para el Control de los Brotes de la Fiebre Porcina Africana, que coordina el ministro de Agricultura, Limbert Cruz.

El funcionario explicó que los criadores beneficiados de Espaillat son 87, en La Vega 115 y en Hermanas Mirabal otros 55.

Cruz garantizó que no se quedará un solo productor afectado por la enfermedad sin recibir la compensación de parte del Estado dominicano.

El titular de políticas agropecuarias del gobierno central anunció que en los próximos días darán a conocer un plan para otorgarles facilidades a los porcicultores afectados que desean realizar otras actividades productivas hasta que la PPA sea erradicada.

La enfermedad ha sido detectada en Sánchez Ramírez, Duarte, Santiago, Hermanas Mirabal, La Vega, Espaillat, Montecristi, Dajabón, Santiago Rodríguez, San Pedro de Macorís, Elías Piña, San Juan, Monte Plata, Distrito Nacional y Barahona.

Limbert Cruz dijo que técnicos nacionales y extranjeros siguen ejecutando los protocolos para combatir los focos de la PPA en el país, la cual ha provocado el sacrificio de 51,000 cerdos en las zonas afectadas.

Aseguró que el país cuenta con un equipo de última tecnología que determina en hora y media si un cerdo está contagiado con la peste porcina africana.

El ministro de Agricultura dijo que ese aparato analiza los fluidos de los cerdos y contribuirá de manera sustancial a la identificación e intervención rápida y oportuna de los focos de contagio.

El aparato, que fue recomendado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), es el primero de otros cuatro modelos portátiles que serán adquiridos próximamente para realizar las pruebas a los cerdos y determinar si deben ser sacrificados o no. El dispositivo se puede llevar a cualquier parte del país porque funciona con o sin electricidad.

En los actos de entrega también participó Fernando Durán, administrador del Banco

Agrícola.

El funcionario del área económica aseguró que la compensación de los cerdos sacrificados se está realizando acorde con los precios que existen en el mercado para ese tipo de carne.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *