República Dominica registra ya más de 90 fallecimientos y más de 211 intoxicados por ingesta de bebidas adulteradas con metanol y que en la mayoría de los casos fueron distribuidas de manera falsa con el nombre de marcas registradas legalmente.

La práctica de falsificación sobrepasa en los hechos a la venta de bebida a granel, conforme las informaciones preliminares de la Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud.

Rafael Brito Peña, titular de esa dependencia del Ministerio Público informó que hasta el momento se han realizado 14 allanamientos y hay cuatro personas procesas, tres de ellas en Santiago y una en Santo Domingo Este, debido a los casos que se han sucedido desde principio de abril, en su mayoría.

Sobre el hecho de Santo Domingo Este, donde siete personas perdieron la vida durante el fin de semana tras beber la bebida conocida como Petter Allen, indicó que la Fiscalía de esa demarcación todavía sigue levantando informaciones para proceder con los responsables. Ayer, Proconsumidor informó el cierre de varios colmados vinculados al caso.

“Seguimos investigando y esperamos que los responsables puedan ser procesados y condenados”, expresó Brito, quien señala que los responsables pueden recibir penas de hasta 10 años de prisión y multas de 900 salarios mínimos por violación a las leyes (42-01) General de Salud y la (17-19) sobre la Erradicación del Comercio Ilícito y Contrabando. La penalidad puede subir hasta 20 años por asociación de malhechores, puesto que hay todo un entramado entre los que producen la bebida y quienes la distribuyen.

Pero el magistrado también pidió cautela a las personas que van a tomar, para que no sigan comprando bebidas a granel o ‘tapa floja’.

Hasta la fecha, el Ministerio Público y demás organismos que intervienen en el tema han retirado 40,000 litros de bebidas alcohólicas, incluida elaboración clandestina. Brito citó el caso de Barahona, donde decomisaron varios tanques de 55 galones.

Vice encabeza reunión

La vicepresidenta, Raquel Peña, encabezó una mesa de trabajo de la comisión ampliada para el combate de la producción y comercialización de bebidas adulteradas, ante el incremento de las muertes de personas por ingerir esos productos. En la reunión participaron el director General de Aduanas, Eduardo Sanz Lovatón y el director de Proconsumidor, Eddy Alcántara, entre otros funcionarios.