El fallecimiento este sábado del laureado escritor, antropólogo e investigador dominicano, Marcio Veloz Maggiolo, ha provocado gran pesar en el país, en especial en la comunidad cultural.

Luego de que la Fundación Marcio Veloz Maggiolo confirmó su deceso, a causa del coronavirus, intelectuales, artistas, así como quienes conocieron su obra, han comenzado a ponderar los aportes del ganador de múltiples premios nacionales.

Carmen Heredia, ministra de cultura, resaltó la calidad humana y literaria del ganador de los premios nacionales de Poesía, en 1961, de Novela, en 1962, 1981 y 1992, y el Nacional de Cuento en 1981.

“La Patria está de luto, hemos perdido un gran intelectual, Marcio Veloz Maggiolo, que además fue un hombre de ciencias, investigador, antropólogo, periodista cultural, catedrático, un verdadero hombre renacentista. Te has ido físicamente, pero tu legado, tu impronta, permanecerá por siempre a través de tus libros. Descansa en paz”, declaró la Ministra de Cultura a Diario Libre.

El expresidente Leonel Fernández y presidente de la Fuerza del Pueblo y la Fundación Global Democracia y Desarrollo, también expresó sus sentimientos a través de su cuenta de Twitter. “Pesar por el fallecimiento de Marcio Veloz Maggiolo, el más versátil pensador y escritor dominicano de todos los tiempos. Combinó una mentalidad científica con la de un creador artístico. Fue etnólogo, antropólogo, historiador, poeta, novelista y ensayista”, reveló Fernández.

El también escritor y director de la Biblioteca Nacional, Rafael Peralta Romero habló de su legado. “Con el fallecimiento de Marcio Veloz Maggiolo la República Dominicana pierde al que ha sido su escritor más completo, sobre todo por la versatilidad demostrada en el quehacer escritural. Veloz Maggiolo dedicó más de sesenta y cinco años a la producción intelectual, si tomamos en cuenta que su primer libro (Intus, poemario) apareció en 1957. Compuso y publicó decenas de libros en los géneros poesía, cuento, ensayo y novela, género, este último, en el que tiene asegurado el más alto sitial en las letras dominicanas. Ronda la veintena el número de novelas publicadas, desde “El buen ladrón” (1961) hasta “Palimpsesto” (2021). Compartió la creación literaria con los roles de investigador en ciencias sociales, docente universitario, servidor público y consuetudinario colaborador de publicaciones periódicas. Sin dudas, Marcio Veloz Maggiolo supo conjugar, como pocos, la erudición y la creatividad y de este modo alcanzó la plenitud de su carrera. Hoy ha partido nuestro escritor más consumado”, señaló Romero.

El reconocido escritor Andrés L. Mateo, embajador dominicano ante Unesco, se refirió a la obra de su amigo. “Marcio era la convergencia más esplendorosa de arte y ciencia en la cultura dominicana. Trabajé muchos años junto a él en diversos escenarios, y daba gusto verlo discurrir de un tema a otro. Su narrativa es plural (cuentos, novelas, relatos infantiles etc.). También poesía y teatro. Crítica y ensayos culturológicos. Pero además su labor científica es múltiple y fundacional. Arqueología, antropología, interpretación histórica, etc. Su labor como articulista en la prensa fue constante. Es mucho lo que se puede decir sobre Marcio, porque en todos estos campos fue brillante.

Al adentrarse en sus aportes, resaltó: “Toda su novelística, por ejemplo, es una línea que agota la historia ( La vida no tiene nombre), o el marco de la experimentación exitosa (Los ángeles de hueso, de abril en adelante, Materia prima, etc). Él encarnaba el intelectual completo, porque lo que digo de la novela se puede decir de la poesía, del teatro, de la arqueología, de la antropología, del cuento. Su muerte es una pérdida de grandes dimensiones para el país, porque hay que agregar también su generosidad y apertura con los jóvenes. Como su humildad. El más accesible de las vacas sagradas de la cultura dominicana, siendo, como era, el más completo. Yo estoy muy triste, me toca muy de cerca en lo profundo, porque a él debo tantas cosas que ni siquiera podría enumerar”, señaló el también ganador del Premio Nacional de Literatura.

La escritora e historiadora Jeannette Miller lo definió como una enciclopedia viviente. “Ha fallecido Marcio Veloz Maggiolo, una de las figuras más importantes de la cultura dominicana. Novelista, cuentista, poeta, ensayista, antropólogo, pintor… Su talento abarcaba distintas disciplinas y en todas alcanzó niveles de maestría sorprendentes. Catedrático, diplomático, periodista cultural, su capacidad de trabajo ayudó a construir una gran obra que ha quedado en sus numerosos libros y en la conciencia de quienes lo conocieron”. Abundó que Marcio Veloz Maggiolo era una persona de trato afable caballeroso. “Con una curiosidad permanente que le permitió manejar temas disímiles, se puede decir que don Marcio era una enciclopedia viviente. Participó y apoyó a importantes grupos y generaciones literarias, (La Generación del 48, La Generación del 60, El Puño…) y estimuló a los jóvenes escritores a seguir su vocación. Para nosotros queda el hueco de su persona y de su obra, una obra que lo mantendrá vivo a través del tiempo en la memoria cultural de nuestro país”, reseñó Miller.

La periodista y escritora, Emilia Pereyra consideró la obra de Maggiolo invaluable. “Lamentamos profundamente el fallecimiento de don Marcio Veloz Maggiolo, altamente valorado por su excelente producción literaria e invaluables aportes a la cultura”.

El dramaturgo y viceministro de cultura, Giovanny Cruz definió a Marcio Veloz como un profesional brillante. “Marcio Veloz Maggiolo fue el más completo escritor dominicano de todos los tiempos. En cada género literario era brillante: narrador perfecto, universal ensayista, exquisito poeta, hombre caballeroso, super culto y generoso con su conocimiento. Siempre dado a orientar y asesorar a todos los escritores. Era un enciclopedista. Varias obras mías y ensayos ocurrieron porque Marcio me sugirió o regaló el tema. Solía atrincherarse por las causas justas. Era un hombre que tenía puesto su oído siempre al lado del pueblo. En cientos de procesos sociales e históricos dijo, sin vacilar, presente. Quería que escribiéramos juntos una obra de teatro. Llegamos a juntarnos varias veces a discutir la estrategia y la técnica. ¡Una constelación así es insuperable! ¡Hemos perdido el más grande entre los grandes! El dolor que me produce su partida me ha sacudido, me rebasa y lloro al ya probablemente duende… Marcio Veloz Maggiolo. ¡Vete en paz, amigo del alma!”.

La poeta Ángela Hernández habló de su relación con el escritor. “Marcio fue entrañable amigo de sus amigos y amigas. Jovial, generoso, de excepcionales talentos y con una mirada en la que inmensidad y detalle se conciliaban para producir luz. En sus últimas novelas se advertía la exploración de territorios infinitos. Los del espíritu y los nexos perennes, que llamamos “misterios”. Por mucho tiempo, sentiremos que nos falta alguien fundamental en todo lo que emprendamos en cultura. Debería decretarse duelo nacional. Leerse un fragmento de su obra en todas las escuelas y universidades, a una hora convenida”, indicó.

Ellis Pérez, ex titular de la Dirección General de Cine se lamentó que Maggiolo no fuera postulado como candidato al Premio Nobel de Literatura. “Se nos fue hoy Marcio Veloz Maggiolo. Fuimos amigos de toda la vida. Hicimos juntos un curso primario. Alguien señalaba que debimos auparlo como candidato al Nobel de Literatura. Ese era su nivel. Su extensa obra nos queda como legado. EPD”, en su perfil de Twitter.

Marcio Veloz Maggiolo falleció este sábado en el Centro Diagnóstico de Medicina Avanzada y Telemedicina (CEDIMAT), donde era tratado por el COVID-19.

Maggiolo nació en Santo Domingo el 13 de agosto de 1936. Fue poeta, novelista, arqueólogo, antropólogo, ensayista, profesor universitario y diplomático dominicano. Era poseedor de diferentes galardones, como el Premio Nacional de Poesía, en 1961, y Premio Nacional de Novela, en 1962, 1981 y 1992. También en 1981 recibió el Premio Nacional de Cuento.

Maggiolo fue director del Departamento de Antropología e Historia de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, subsecretario de Estado de Cultura, director de investigaciones en el Museo del Hombre Dominicano y del Museo de las Casas Reales. En su faceta diplomática, fue embajador de la República Dominicana en México, Perú e Italia.

Honras fúnebres

Al momento de la elaboración de esta nota, se desconoce si la familia hará un velatorio público.