MILÁN (AP) — Las escasas esperanzas del Milan de ganar el título de la Liga Italiana sufrieron un nuevo revés el sábado al empatar 1-1 en su propio estadio con Sampdoria, que jugó con 10 hombres.

Jens Petter Hauge rescató un punto para Milan tres minutos antes del final, y los locales tuvieron la oportunidad de llevarse los tres puntos, pero el disparo de Franck Kessié rebotó en un poste.

Fabio Quagliarella abrió el marcador a los 57 tras un error horrendo del Milan, pero dos minutos después Sampdoria sufrió la expulsión de su mediocampista Adrien Silva.

Inter Milan tendrá la oportunidad de ampliar la diferencia con su escolta Milan a ocho puntos si gana más tarde en Bolonia. Además, tiene un partido menos que su rival.

Los 10 partidos de la Serie A se juegan el mismo día debido al Domingo de Pascua. Juventus y Torino protagonizan el clásico de Turín.

Sampdoria se lanzó a la ofensiva, y el portero milanés Gianluigi Donnarumma tuvo varias buenas atajadas. Pero no pudo hacer nada cuando Quagliarella interceptó un mal pase de Theo Hernández y pateó al arco sobre la cabeza de Donnarumma.

Poco después, el buen trabajo de Sampdoria se vio perjudicado por la expulsión de Silva, quien ya había visto la tarjeta amarilla y recibió la segunda tras un choque intencional con Samu Castillejo.

Milan tuvo problemas para crear oportunidades de gol. Finalmente logró el empate cuando Hauge remató bajo al palo derecho tras un pase de Kessié.

En el descuento, Kessié recibió un pase de Zlatan Ibrahimović, pero su remate se estrelló contra el poste izquierdo.