El papa Francisco acudió hoy a saludar a las personas sin hogar o en dificultad que estaban siendo vacunadas en el atrio del Aula Pablo VI, gracias a una campaña de vacunación de los más vulnerables que ha puesto en marcha el Vaticano.

El papa saludó a los médicos y enfermeras, siguió el procedimiento de preparación de las dosis de la vacuna y habló a las personas que esperaban la vacunación, que son personas acogidas y acompañadas por algunas asociaciones romanas y se hizo algunas fotos con ellos.

Hasta la fecha, son aproximadamente 800 personas sin hogar vacunadas en el Vaticano con la primera dosis y se espera llegar a las 1.200 completamente inmunizadas.

El primer grupo de 100 se vacunó el pasado 31 de marzo y eran personas alojadas en el dormitorio de las misioneras de la Caridad de San Gregorio al Celio y residentes en otras estructuras romanas.

El Vaticano ,que ya ha inmunizado a todos sus habitantes y trabajadores, ha comenzado una campaña para vacunar a los más vulnerables con la compra de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech, suministradas por el hospital romano Lazzaro Spallanzani.

“Los médicos y trabajadores de la salud que vacunarán serán los voluntarios que ya trabajan permanentemente en el consultorio ‘Madre di Misericordia’, ubicado bajo la columnata de Bernini (en la plaza de San Pedro) y los empleados de la Dirección de Salud e Higiene del Gobernación de la Ciudad del Vaticano y los voluntarios del Instituto de Medicina Solidaria y del Spallanzani”, de Roma’, explicó el Vaticano .

Con esta medida, que pretende “concretar los llamamientos del papa Francisco para que nadie quede excluido de la campaña de vacunación anti COVID-19”, subrayaron.

La dirección sanitaria y de Higiene de la Ciudad del Vaticano reservó cerca de 10.000 vacunas de compañía farmacéutica Pfizer para su campaña de vacunación entre sus cerca de 3.000 empleados y 800 residentes.

Francisco, de 84 años, recibió en febrero pasado la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus.

“Pido a todos, a los jefes de Estado, empresas, organismos internacionales, que promuevan la cooperación y no la competencia, que busquen una solución para todos vacunas para todos, especialmente para los más vulnerables y necesitados en todas las regiones del planeta. En primer lugar, ¡los más vulnerables y necesitados!”, dijo el Papa en un llamamiento a finales de 2020.