Entre 1844, cuando se produjo la independencia de la República Dominicana de dominación haitiana, y año 2021 han transcurrido 177 años, sin embargo, los actos normativos generales, sean leyes o decretos, hacen referencia a que se está en el año 178 ¿a qué se debe?

En un escrito compartido por el subconsultor jurídico del Poder Ejecutivo, Pedro Motilla, él describe que el “año primero de la patria” no inició un año después de la gesta del 27 de febrero de 1844 sino que se computó el mismo día, de modo que al cumplirse el año calendario en 1845, iniciaba el segundo año conmemorativo y no el primero.

“Esto se comprueba en el texto del propio manifiesto del 16 de enero de 1844, que de manera clara, expresa ser dictado en Santo Domingo el 16 de enero de 1844,1ºde la Patria. Otros textos posteriores establecerían lo propio. En tal sentido, aunque el pasado 27 de febrero se computaron 177 años de la Independencia, a partir de tal día nos encontramos, para fines de conmemoración, en el año 178 de la Independencia”, refirió.

En el caso de la Restauración, la efeméride se conmemora con la misma lógica, continúa diciendo el subconsultor. La restauración fue un proceso largo en el que destacan varios momentos trascendentales: el Grito de Capotillo liderado por Santiago Rodríguez el 16 de agosto de 1863; el acta de proclamación de la Restauración del 14 de septiembre de 1863 o la toma de Santiago acaecida poco después.

La fecha escogida por el propio gobierno restaurador para conmemorar la gesta fue la primera de estas. La primera vez que se hace mención de esto en un acto normativo es en el Decreto núm. 796, en el que se da un voto de gratitud a los señores Felipe Larrazábal y Blas Bruzual. La coletilla de dicho decreto reza: “Dado en Santiago de los Caballeros a 21 de septiembre de 1864, 21º de la Independencia y 2º de la Restauración”.

“Un dato igualmente interesante es que pocos días atrás, el 11 de agosto de 1864, en un Decreto firmado por don Ulises Francisco Espaillat, en su condición de vicepresidente, se establecía que además del 27 de febrero, queda declarado el 16 de agosto fiesta nacional, debiendo ambas celebrarse con toda la pompa del caso”, sustenta Montilla.

El subconsultor explica que esta tradición nunca ha variado y ha sido mantenida de forma rigurosa, incluso más allá de los distintos gobiernos autoritarios y de facto que hemos tenido: tómese como ejemplo el año 1944, en el que se cumplió el primer siglo de independencia: el primer decreto fue dado en fecha 3 de enero (Decreto 1643) y se estableció que dicha fecha cursaba en el año 100 de la Independencia y 81 de la Restauración y que en fecha 29 de febrero, el único decreto dado en ese día (1755), establecía con claridad que era dado en el año 101 de la Independencia y 81 de la Restauración. Finalmente, en fecha 17 de agosto del mismo año, el decreto 2125 se emitió en el año 101 de la Independencia y 82 de la Restauración.