Imagina pasar tu niñez soñando con un día ser pelotero de las Grandes Ligas, y jugar como lo hacían Pedro Martínez, Manny Ramírez y David Ortiz, con los Medias Rojas de Boston, en la década del 2000.

Y más aún, que ese sueño se haga realidad.

Eso es lo que está viviendo Franchy Cordero en estos entrenamientos de primavera, en Fort Myers, luego de llegar al equipo en un cambio en el invierno.

“Cuando yo era joven, solo era rivalidad de dos equipos. Las personas le iban a los Yankees o le iban a Boston. Yo siempre me incliné por el lado de Boston”, dijo Cordero. “Había jugadores que yo siempre he admirado desde niño, como David Ortiz, Manny Ramírez, Pedro [Martínez]. Me gustaba mucho, también, ver a J.D. Drew. Crecí con eso, viendo a esos jugadores. Siempre me gustaba ver como ganaban Series Mundiales una tras de la otra, también”, dijo Cordero vía Zoom.

Y ahora se prepara para brillar con ellos.