Un grupo de manifestantes en contra de la minería atacó este sábado el vehículo que transportaba al presidente argentino, Alberto Fernández, a su llegada a la localidad de Lago Puelo (Chubut, sur).

Unas decenas de vecinos de esa localidad chubuteña apedrearon, según se puede ver en las imágenes difundidas por redes sociales y televisión, la camioneta donde estaba Fernández, quien en realidad se desplazó a Chubut por otro conflicto, el de los incendios desatados en los últimos días.

Fernández, en declaraciones a la prensa posteriores al recibimiento hostil, indicó que el de la minería es ‘un tema de la provincia’ de Chubut, al frente del cual está su gobernador, Mario Arcioni, también peronista pero perteneciente a la coalición regionalista Chubut Somos Todos.

‘No es un tema mío, es un tema que deben resolver los chubutenses, conozco perfectamente las dos miradas que hay en la zona cordillerana (sobre la minería), pero no es un tema mío’, comentó.

Durante los incidentes, los manifestantes se llegaron a situar a pocos centímetros de Fernández a su salida del vehículo y lo increparon.

A Fernández lo acompañaban en el viaje la primera dama, Fabiola Yáñez; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y dos ministros, entre otros.

‘No al saqueo minero’, se leía en una de las pancartas que portaban los manifestantes.

Las personas que protestaron se oponen a proyectos apoyados por el gobernador Arcioni para habilitar la minería en varias zonas de Chubut.

Ya en referencia a los incendios, Fernández dijo que llegó a Chubut para tratar ‘rápidamente’ ese asunto.

“Nosotros estamos acá para trabajar juntos’, aseveró el mandatario.

Asimismo, puntualizó que ‘la única preocupación’ que tienen es ‘quitarles a los argentinos que viven en esta zona la situación de angustia que están viviendo hoy”.

Fernández recorrió esta mañana las zonas afectadas por los incendios forestales y anunció a los intendentes de las localidades de Lago Puelo, El Hoyo, Cholila, El Maitén y Epuyén, inversiones en viviendas, obras públicas y asistencia financiera, según un comunicado presidencial.

En la actualidad, dos de los focos de incendio continúan activos mientras que otros dos fueron controlados, de acuerdo con el último reporte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Una investigación se encuentra en marcha para determinar si los fuegos fueron provocados, algo a lo que Fernández se refirió al asegurar que ‘si hay un culpable (…), hay que encontrarlo’. EFE