A estas alturas, nada que haga Fernando Tatis Jr. (III), en las bases debe ser sorpresa. Pero hasta por su propio estándar, la carrera que anotó el dominicano el en primer inning el sábado fue electrizante.

Tatis demostró su velocidad élite al avanzar de primera a tercera con un rodado antes de aprovechar un elevado de sacrificio para anotar.

Luego de que Tatis conectara un sencillo para empezar el partido, el segunda base de los Padres, Jake Cronenworth, conectó un rodado por el medio de cuadro que chocó contra el lanzador de los D-backs, Josh Green.

La bola caramboleó hacia el intermedista de Arizona, Josh VanMeter, quien hizo una excelente jugada para atrapar a Cronenworth. Pero para cuando la bola llegó al guante del primera base Christian Walker, Tatis ya iba a rumbo a la tercera base. Walker no tuvo jugada.

Tatis demostró su velocidad élite al avanzar de primera a tercera con un rodado antes de aprovechar un elevado de sacrificio para anotar.

Tres lanzamientos después, Manny Machado conectó un elevado alto dentro del cuadro interior. El viento empujó la bola hacia el jardín central-izquierdo, y VanMeter tuvo que dar marcha atrás para atraparla. De inmediato, Tatis arrancó para el plato y llegó quieto para empatar el partido.

Tatis apenas regresó a la acción el viernes luego de perderse seis días por enfermedad y no demostró en recordarnos lo increíble que son sus herramientas.

A veces, como lo hizo el viernes ante los Atléticos, el quisqueyano apabulla la bola y puede trotar por las bases. En otras ocasiones, como el sábado, hace el corrido de bases un poco más interesante.