La cantante Keren Montero, una adolescente de Los Mina que, a sus 15 años recién cumplidos, se impuso a veteranos y emergentes artistas de diversas áreas y obtuvo el segundo título del popular programa “Dominicana’s Got Talent”. Ella se unió a Babyrotty, un fenómeno que arrasó con los votos de la primera temporada.

Aparte de sus potentes voces, ellos tienen algunas similitudes y marcadas diferencias. Ambos son adolescentes provenientes de sectores humildes.

Similitudes:

Ambos recibieron el anhelado Golden Buzzer, babyrotty lo obtuvo de manos de Milly Quezada, quien estuvo de invitada, en su segunda presentación mientras Keren fue beneficiada con el paso directo a la semifinal de la mano de Nashla Bogaert.

Tienen 15 años. Babyrotty tenía 13 cuando ganó en 2019 y Keren contaba con 14 en su audición. En el proceso celebró sus 15 primaveras.

Él reside en el sector de Manoguayabo y ella en Los Mina.

Otra similitud entre ambos radica en el uso que dijeron que le darían al dinero tras ganar, “construir una vivienda digna”. En el caso del niño ese sueño fue obtenido por ayuda de Jómpeame y Mozart la Para, Keren además de construir una casa a su madre utilizaría parte del dinero para mejorar la iglesia donde asiste.

Diferencias:

Aunque ambos son cantantes, sus voces tiene claras diferencias. Ella tiene matices que aún él no, por los años de experiencia cantando en la iglesia evangélica, también puede tocar el piano y tiene mucho dominio frente a las cámaras por su experiencia previa en concursos televisivos.

Babyrotty y Keren se diferencian además en el estilo; él se orienta más por las rancheras, aunque confesó a Diario Libre que se ve en la música urbana. Mientras el estilo de ella es claro, música cristiana y pop.

Sus historias

Francis Amauris Campusano, conocido como ‘Babyrotty’ o el ‘niño ópera’ se alzó como el gran ganador de la primera edición del reality Dominica’s Got Talent en República Dominicana. Se llevó el premio de tres millones de pesos, y una jeepeta Nissan Kicks 0 kilómetro.

Babyrrotty, además conmovió con su historia familiar, al señalar que no vive con sus padres, y es su «abuelito» quien se levanta a las 6 de la mañana, para ir al taller detrás de «mil pesitos».

“Yo no vivo con mis padres. Vivía con mi mamá, pero el esposo que ella tenía la maltrataba mucho y ella tuvo que salirse de aquí”, confesó.

Narró los sacrificios que hace su abuelo, con quien vive actualmente, para que a él no le falte comida en la mesa. “Vivo con mi abuelito, él es que se levanta a las seis de la mañana, me deja descansando, él cansado. Se va a ese taller atrás de mil pesitos para traerle comida a un manganzón como yo”, se lamenta.

Y continúa: “Por allá se ha pasado mucha hambre hasta que un día yo dije: ‘con esta voz que yo tengo puedo conseguir dinero para comprar un cartón de huevos o algo’, me puse a cantar y llegué con mil pesos por mi casa”.

Sobre Keren

Su forma de hablar delata la formación de hogar que tiene fundamentada en valores cristianos. Pausada y respetuosa, así se mostró durante su entrevista con Diario Libre Keren Montero, la jovencita de Los Mina que se alzó con el primer Golden Buzzer de Domincana’s Got Talent, gracias a su talento.

Ella canta desde niña, gracias a que siempre ha asistido a la iglesia. “La iglesia fue mi primer escenario y ha sido mi plataforma y lo sigue siendo hasta ahora. Un día decidieron darme una oportunidad en la iglesia, y yo estaba estática y muy nerviosa”, confesó con una sonrisa que mantuvo durante toda la entrevista.

Aseguró que es la primera vez que canta en un escenario tan imponente.

“En la iglesia conozco a los hermanos y no estoy frente a tales personalidades y cámaras de televisión”, dijo.

“Fue un don nato, le doy gracias a Dios por todo esto”, confesó sobre su talento.

Sus presentaciones

El paso de Babyrotty por DGT

[embedded content] [embedded content] [embedded content] [embedded content]

El paso de Keren por DGT

[embedded content] [embedded content] [embedded content]