El titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, dijo este jueves que el Ministerio Público continuará presentado pruebas contras los imputados del caso Odebrecht “en el escenario que sea necesario”.

El juicio contra los encartados de recibir 92 millones de dólares en sobornos se ejecuta en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional. La próxima audiencia está pautada para este lunes 15 de marzo a las 9:00 de la mañana.

Camacho aseguró que el Ministerio Público está concentrado en la presentación de pruebas contra los acusados del Caso Odebrecht y resaltó que, hasta el momento, 17 testigos han comparecido en el juicio.

“El Ministerio Público comenzó a presentar pruebas el 8 de enero, eso significa que tenemos dos meses presentando pruebas y estamos dispuestos a seguirlo haciendo en el escenario que sea necesario”, resaltó en una nota de prensa.

Camacho, quien encabeza el equipo litigante en el juicio, destacó el avance del proceso. En sus declaraciones, defendió los argumentos del órgano acusador y reafirmó que “el Ministerio Público está presentando pruebas con relación a la teoría del caso que se ha comprometido a probar en el tribunal, y en eso estamos concentrados”.

Camacho recordó que, al recusar a dos de las juezas que conocen el caso, el Ministerio Público hizo uso de un derecho que le consagra el Código Procesal Penal. “Sobre ese derecho que ejerció el Ministerio Público, la Corte decidió, y eso cierra ese ciclo”, añadió.

Las juezas cuya recusación fue rechazada por la Tercera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional fueron Tania Yunes y Jissel Naranjo. Ellas y la magistrada Esmirna Giselle Méndez dispusieron la continuación del juicio el próximo lunes 15 de marzo.

“Yo repito el Ministerio Público comenzó a presentar pruebas el 8 de enero, tenemos dos meses presentando pruebas y vamos por el testigo 17, el Ministerio Público tiene 28 testigos y seguiremos la próxima semana presentando testigos”, dijo Camacho.

En el caso figuran como acusados el representante de la firma brasileña Ángel Rondón Rijo; Víctor Díaz Rúa, exdirector del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) y exministro de Obras Públicas; el abogado Conrado Pittaluga Arzeno; Andrés Bautista García, expresidente del Senado; el exsenador por San Cristóbal Tommy Galán, y Roberto Rodríguez Hernández, también exdirector del Inapa.

El órgano persecutor de la corrupción le atribuye recibir y distribuir sobornos de los US$92 millones que la empresa Odebrecht pagó a cambio de ser beneficiada con contratos de obras estatales en el país.