La mayoría de los peloteros dominicanos se cuida mucho al momento de hablar sobre metas personales para la temporada, respondiendo generalmente con que lo que más buscan es salud.

Eloy Jiménez no es la mayoría de los peloteros dominicanos.

El toletero de los Medias Blancas de Chicago tiene una meta muy clara para la temporada del 2021, y la misma tiene que ver con poder, con mucho poder.

“Tengo pensado pegar más de 40 (jonrones), creo que ese es mi número ahora mismo”, dijo Jiménez en una entrevista vía Zoom.

Jiménez, de 24 años, tiene un ritmo de 41 cuadrangulares por cada 162 partidos que ha jugado en las Grandes Ligas hasta el momento.

Eloy Jiménez ha pegado 45 jonrones en 177 partidos que ha jugado en dos temporadas en Grandes Ligas.

En su primera temporada en las mayores pegó 31 jonrones en 122 partidos y en los 55 que jugó el año pasado disparó 14.

El jueves Jiménez disparó su primer vuelacerca de los entrenamientos, y él mismo dice que ha comenzado a sentirse mejor.

“Me siento más cómodo en el plato y los resultados están comenzando a verse, creo que estoy bien ahora mismo”, indicó.

También dijo que se mantiene jugando duro porque, contrario a lo que ha sugerido el dirigente Tony LaRussa esta primavera, Jiménez no tiene planes de comenzar a tomar turnos como bateador designado o a salir de acción en la parte final de los partidos.

“Seguiré trabajando duro, no quiero ser bateador designado y por eso trabajo duro todos los días. No quiero que me saquen en el séptimo u octavo inning. Quiero ser un jugador completo y por eso salgo a jugar todos los días”, sostuvo.

De igual forma, dijo que se siente más cómodo con los fanáticos en las gradas esta primavera y comparó la temporada del 2020 sin público a los juegos de Liga de Novatos.

“El año pasado fue extraño jugar sin público porque uno se sentía como si estuviera jugando en Liga de Novatos. Pero este año ha sido mejor, en los entrenamientos con los fanáticos, se siente mucho más divertido que el año pasado”, comentó.