El cáncer colorrectal, que ha causado 935 mil muertes, fue el segundo tipo de cáncer más mortal en el 2020 por delante del de hígado.

A los cánceres señalados también se les puede llamar cáncer de colon o cáncer de recto, dependiendo del lugar donde se originen, de acuerdo a la radioncóloga del Centro de Radioterapia Integral Radonic, Jazmín García.

La doctora explicó que la mayoría de los cánceres colorrectales comienzan como un crecimiento en el revestimiento interno del colon o del recto. Estos crecimientos son referidos como pólipos y algunos tipos de pólipos pueden convertirse en cáncer con el paso del tiempo, por lo general muchos años, pero no todos los pólipos se convierten en cáncer.

“La probabilidad de que un pólipo se vuelve canceroso depende del tipo de pólipo”, señaló la especialista.

García explicó que se desconocen las causas que provocan el cáncer colorrectal. Sin embargo, factores como la edad, el sexo, los antecedentes familiares, las enfermedades inflamatorias y los pólipos pueden aumentar el riesgo de adquirir la patología.

“ El cáncer colorrectal puede aparecer en adultos jóvenes y adolescentes, pero la mayoría de los casos de cáncer colorrectal se presenta en personas mayores de 50 años. Para el cáncer de colon, la edad promedio al momento del diagnóstico es de 68 años en hombres y 72 años en mujeres”, dijo la especialista.

Mientras que, los hombres tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer colorrectal que las mujeres.

“El cáncer colorrectal se puede transmitir en la familia si los parientes de primer grado (padres, hermanos, hijos) o muchos otros miembros de la familia (abuelos, tíos, sobrinos, nietos, primos) han tenido cáncer colorrectal. Esto se produce especialmente cuando a los miembros de la familia se les ha diagnosticado cáncer colorrectal antes de los 60 años”, precisó la doctora.

Por otro lado, indicó que las personas con enfermedad inflamatoria intestinal (EII), como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, pueden padecer una inflamación crónica del intestino grueso, que aumenta el riesgo de cáncer colorrectal.

García explicó que otros de los factores relacionados con la aparición de este tipo de cáncer son la raza, la inactividad física, la obesidad, sedentarismo, nutrición y tabaquismo.

Para reducir los riesgos de padecer de este tipo de cáncer la doctora recomendó la realización de los exámenes de detección del cáncer de colon, cambios en la vida cotidiana como dejar de fumar, consumir una variedad de frutas y vegetales, hacer ejercicios y mantener un peso saludable.