Chile prorrogará por 90 días más, hasta el próximo 30 de junio, el estado de excepción constitucional de catástrofe por calamidad pública que actualmente rige en el país como marco restrictivo para combatir la pandemia de coronavirus.

El Senado chileno aprobó este miércoles la solicitud que había hecho el presidente del país, Sebastián Piñera, al Congreso Nacional para extender la medida, que ya contaba con el visto bueno de la Cámara de Diputados y que, por lo tanto, quedó lista para ser firmada por el mandatario.

La Cámara alta ratificó por mayoría de votos 27 a favor, 8 en contra y 8 abstenciones el oficio que había presentado el presidente, que necesitaba la aprobación del Congreso Nacional por suponer esta prórroga la extensión del estado de catástrofe por encima de un año de duración desde que se decretó por primera vez.

La medida fue promulgada por primera vez el 18 de marzo de 2020 por un lapso de 90 días, apenas dos semanas después de que se confirmara el primer contagio de COVID-19 en el país.

Desde entonces, ha sido prorrogada en tres ocasiones por igual plazo de 90 días, la última vez el 3 de diciembre de 2020 con finalización el próximo 13 de marzo.

Este estado de excepción permite aplicar restricciones de movimiento y reunión, así como decretar cuarentenas, toques de queda y otras medidas que permitan evitar la circulación del virus.

En su solicitud, Piñera defendió que la aplicación del estado de excepción permitió ejecutar de forma eficiente las medidas dispuestas por la autoridad sanitaria para el manejo y control de la enfermedad.

Al inicio de la sesión de este miércoles, el ministro secretario general de la Presidencia, Juan José Ossa, incidió en el valor de la medida para velar por la salud de los chilenos y agregó que, de no prorrogarse, diversas ayudas sociales y económicas que se entregan a las familias quedarían suspendidas por estar supeditadas a la duración del estado de excepción.

Los senadores opositores que se opusieron a prorrogar la medida argumentaron que no se ha entregado evidencia científica que demuestre la efectividad del estado de excepción para enfrentar la pandemia.

Asimismo, señalaron que existen estudios de opinión que indican que el 75 % de las personas consideran que el toque de queda se está utilizando para fines de orden público más que de control sanitario.

Situación de la pandemia

Chile experimentó en las últimas jornadas un aumento de contagios de COVID-19 que en algunos casos se aproximó a los puntos más álgidos de la pandemia, en junio de 2020, así como un incremento de la ocupación de las camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) que motivó el regreso a las cuarentenas en multitud de sectores del país.

La cifra total de personas que han sido diagnosticadas con COVID-19 desde la llegada de la pandemia a Chile alcanzó este miércoles las 867.949, mientras que los decesos se elevaron a 21.206.

En paralelo, Chile lleva a cabo un exitoso proceso de vacunación, líder en Latinoamérica y de los mejores del mundo, siendo junto a Israel el país que más rápido está inoculando las dosis por cada 100 personas, alcanzando ya a inyectar una dosis a casi 4,5 millones de personas de las 19 que tiene el país.