Una niña de 5 años ha sido rescatada con vida bajo los escombros del cuartel militar destruido por una cadena de explosiones el pasado domingo en Bata, capital económica de Guinea Ecuatorial, confirmó hoy a Efe el viceministro de Sanidad, Dámaso Mitoha Ondo’o.

‘Fue ayer, sí, eso es correcto’, confirmó el viceministro por teléfono desde Bata, en la parte continental del país, al precisar que la pequeña ‘está internada’ en un hospital de la ciudad.

‘La niña está bien, está estable después de 48 horas bajo escombros’, precisó el viceministro.

Preguntado acerca de si se conoce si los padres de la niña pudieron sobrevivir también a la tragedia, Mitoha respondió: ‘no, de momento, no’.

‘Siguen los trabajos de rescate, por eso todavía se están actualizando los números’ de víctimas, agregó el viceministro.

El último parte oficial contabiliza 105 muertos, según informó a última hora del martes el vicepresidente y encargado de la Defensa Nacional y Seguridad del Estado, Teodoro Nguema Obiang Mangue, en una rueda de prensa en Bata.

El número de heridos se mantiene en 615, de los que 482 fueron dados de alta en hospitales de la ciudad, que tiene algo más de 250.000 habitantes.

Los efectivos de Protección Civil y el cuerpo de bomberos siguen rastreando el epicentro de las explosiones, que hicieron volar por los aires el arsenal del Cuartel de la Unidad de Intervención Rápida de Enkoantoma, arrasado por los estallidos.

El Gobierno ecuatoguineano ha decretado tres días de luto nacional, que empiezan a contar desde este miércoles y que implican el izado de banderas a media asta en los edificios oficiales, y ha declarado la ciudad de Bata como ‘zona catastrófica’.