El Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD) expresó su rechazo a que una empresa de agregados para la construcción continúe operando en pleno centro de San Francisco de Macorís.

El CRD, a través de una carta enviada a los titulares de los ministerios de Medio Ambiente y Salud Pública, así como a la vicepresidenta Raquel Peña, solicitó que dispongan el traslado de la empresa Ingeniería Constructora de la Rosa (Incorosa).

En el escrito, la entidad asegura que esa fábrica afecta sensiblemente la preservación del medio ambiente.

“Dentro de la serias tareas y responsabilidades que corresponden a las entidades gubernamentales, referente a las repercusiones del coronavirus y otras enfermedades, además, para evitar que se atente en contra de las vidas y la salud de la población nacional, entendemos que corresponde a su alta función y su esencial rol público, reclamar con indignación a la regionales nordeste de los ministerios de Medio Ambiente y de Salud Pública, por permitir pese a múltiples denuncias y quejas, que una fábrica de procesamiento de agregados de arenas-gravillas, cementos y fabricación de blocks esté operando en pleno pulmón urbano de la ciudad de San Francisco de Macorís”, expresa el CRD, cuyo director general es Ysócrates Andrés Peña Reyes.

Cuestionan cómo las autoridades han permitido la operación de esa empresa en flagrante violación a las leyes ambientales.

La entidad explica que decidieron enviar la carta a los titulares de Medio Ambiente, Salud Pública y de la vicepresidenta, debido a la falta de respuestas de las autoridades locales. Indican que el día 7 de enero de este año solicitaron el cierre de esa fábrica a las dependencias locales del Ministerio de Medio Ambiente, a la dirección regional Nordeste del Ministerio de Medio Ambiente, Procurador General de Medio Ambiente y la Dirección Regional Nordeste del Ministerio de Salud Pública, las cuales contienen el reclamo y la preocupación al respecto, sin tener la debida respuesta.

El Consejo Regional de Desarrollo concluye su comunicado, remitido a las autoridades, esperarando que esos ministerios y sus departamentos locales y regionales junto a las autoridades municipales, de cara al presente y el futuro, jueguen un mejor rol con relación a esa y otras problemáticas ambientales y sanitarias que se producen en las provincias que integran la región nordeste y el Cibao Central, como en otras zonas del país.