Un especialista de lenguaje corporal aseguró que Meghan MarKle mintió durante la entrevista con la periodista Oprah Winfrey, en donde destapó el lado oscuro de la familia real y las preocupaciones que generó el color de piel de su bebé, así como los pensamientos suicidas que le provocó a la actriz estadounidense.

Esto, debido a que señala, el heredero de la realeza, se aprecia está tenso, inclinado hacia adelante. No tiene una postura de confianza señala. Mientras Meghan aparece relajada y en control.

De acuerdo con el especialista español Jesús Enrique Rosas, quien hizo un análisis detallado de las posturas Meghan, así como sus semblantes e inclusive de su vestimenta, señala que hubo algunos comportamientos de postura que denotan algunas mentiras cuando se abordó el tema de que no tuvo ninguna orientación ni clase de cómo ser de la realeza británica.

[embedded content]

“Dice que no tuvo ninguna orientación, ni clases sobre cómo “ser” parte de la realeza. “Eso puede existir para otros de la familia, pero a mí no me lo ofrecieron” (Fíjense cómo en el 0:20 Harry intenta decir algo al respecto y ella le interrumpe en seco). Ella está al mando”, escribió el especialista en un largo hilo de Twitter.

Meghan utiliza ciertos gestos que no provienen de su formación como actriz. Esto es algo más. Como ‘subrayar’ sus labios con el dedo índice. Este gesto se usa para reforzar cualquier declaración, puntualizó.

Incluso, también apunta un detalle muy importante en cuanto a los pies de Meghan ya que señala por la posición de los de ella, ambas extremidades se proyectan con seguridad hacía Oprah, eso demuestra que hay una fuerte conexión o sincronía.

En cambio Harry además de tener los pies metidos hacia atrás cruza los tobillos y no están firmemente plantados. Además también oculta sus manos entre las piernas, cubriendo su parte int!ma así también la parte interna del muslo (un gesto defensivo) señala.

También puedes leer No fue racista reina Isabel con Archie, aclara Oprah Winfrey

Otro de los detalles es el rápido parpadeo de Harry, cuando él comenta “…con mi esposa a mi lado”, él saca la lengua exactamente después de decir estas palabras. Es una fuerte reacción emocional. No puede contenerse, todo un contraste con la actitud de Meghan, apuntó.

[embedded content]