El ministro de Salud, Daniel Rivera, teorizó este martes que dos cepas del coronavirus circularon en el país en noviembre del pasado año, por lo que estima que el aumento en las muertes reportadas hasta ahora por la enfermedad podrían estar asociadas a esta nueva realidad.

Por su parte, la presidenta de la Sociedad Dominicana de Neumología, doctora Evangelina Soler, observó que el incremento de las muertes por COVID-19 “probablemente” se deba a la circulación de una de las variantes del virus.

“Si ustedes observan lo que ha pasado en cuanto a la mortalidad, desde el primero de enero para acá se ha visto un aumento…extrapolando esa información es muy probable que corresponda a una de esas nuevas cepas”, explicó.

Aunque el ministro no especificó las variantes de la enfermedad ni fue claro en admitir la presencia de las variantes británica o brasileña en el país, sí resaltó el rebrote del COVID-19 que se produjo en enero pasado, y señaló que “quién sabe” si las dos cepas estaban dentro de ese componente del rebrote, tras señalar que la manifestación de la enfermedad para ese momento fue rápida y agresiva.

Al preguntar al ministro si tenían información sobre la circulación de esas variantes del virus en el país, Rivera indicó que “el diagnóstico ha permitido que estemos en la prevención de esos países donde está la cepa, pero como fue en noviembre … El rebrote fue en enero, quién sabe si estaban dentro de ese componente de rebrote estas dos cepas”.

En enero el Ministerio de Salud reportó el fallecimiento de 272 personas por coronavirus, de esas defunciones 26 ocurrieron el día previo a la notificación y la tasa de letalidad se ubicó en 0.63 %., mientras que en febrero fue notificado el deceso de 418 personas.

De las 418 personas que se reportaron en febrero, 87 se confirmaron en ese mes. La tasa de letalidad se situó en 1.68 %. En lo que va de marzo se han reportado 85 defunciones.

Ninguno de los médicos confirmó si las variantes aun circulan en el país, sin embargo, el ministro aseveró que se debe continuar con las medidas adoptadas desde el inicio de la pandemia, mientras avanza el proceso de vacunación. Resaltó que está demostrado que el internamiento y la mortalidad disminuye un 100% al vacunarse.

“Vamos hacer los protocolos internacionales…. lo que se está haciendo constantemente para seguir los controles a nivel internacional, pues este mismo reto lo tienen todos los países”, dijo.

Rivera aseguró que todavía hace falta realizar más estudios de la respuesta del virus, a la vez que indicó que cada una de estas cepas puede tener respuestas de anticuerpos diferentes.

Entre tanto, la neumóloga Evangelina Soler, precisó que por la relación tan cercana que República Dominicana tiene con Brasil, país que presenta una alta tasa de letalidad debido al COVID-19, es muy probable que esas cepas también estén circulando en el país.

Destacó que aún no se ha podido establecer las cepas que se han visto en los centros de salud, porque no hay un protocolo en el país para identificar las variantes en cuanto a comportamiento, sin embargo, aseguró que lo que se observa en estos momentos, en cuanto a la letalidad del virus, es diferente a lo que pasaba antes de noviembre.

“El comportamiento de los casos es totalmente diferente a lo que estaba aconteciendo de noviembre hacia atrás”, dijo la especialista.

Soler solicitó a las autoridades que desarrollen una logística para que los médicos que están frente a la pandemia puedan identificar o haya un acercamiento para saber dónde dirigirse con claridad, para saber cómo actuar ante un caso sospechoso.

En enero, el Ministerio de Salud explicó que había enviado unas pruebas para identificar si en el país circulaba alguna de las nuevas cepas del COVID-19, sin embargo esos resultados no fueron reportados.

“Vamos hacer los protocolos internacionales… pues este mismo reto lo tienen todos los países”

Daniel Rivera Ministro de Salud