La Unión Europea (UE) y Estados Unidos han acordado trabajar conjuntamente para garantizar unas ‘cadenas de suministro industrial fluidas’ para la producción de vacunas contra la covid-19 por ambas partes, según informó este martes la Comisión Europea (CE).

Ese acuerdo se alcanzó la víspera en una reunión entre el comisario europeo de Mercado Interior y jefe del Grupo de Trabajo Europeo sobre Producción de Vacunas, Thierry Breton, y el coordinador de la respuesta a la covid-19 de la Casa Blanca, Jeffrey Zients.

Breton y Zients hablaron ‘de la importancia de una estrecha cooperación entre la UE y los Estados Unidos para responder a la pandemia’ y acordaron ‘trabajar conjuntamente para garantizar unas cadenas de suministro industrial fluidas para la producción de vacunas contra la covid-19 por ambas partes’, precisó hoy el Ejecutivo comunitario.

Se trata del ‘primer intercambio’ entre Bretón y Zients tras la llamada entre la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, y el presidente estadounidense, Joe Biden, el 5 de marzo pasado, en la que acordaron suspender durante cuatro meses los aranceles que ambas partes se han impuesto por el conflicto en la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre los subsidios concedidos a Airbus y Boeing.

Tras aquella conversación con Biden, Von der Leyen anunció también la visita este martes a Bruselas del enviado especial estadounidense John Kerry para abordar los preparativos de la Cumbre del Clima (COP26) que se celebra este año en Glasgow (Reino Unido) con la Comisión Europea.

Kerry y el vicepresidente de la CE para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, harán declaraciones a la prensa a las 14.30 horas (13.30 GMT) y a continuación el político estadounidense participará en la reunión semanal de los comisarios europeos para tratar ‘la acción climática transatlántica’, después de que la presidenta del Ejecutivo comunitario le invitara a ese encuentro.

La distensión entre la UE y la nueva Administración estadounidense quedó patente también durante la participación de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, en un acto especial en el Parlamento Europeo por el Día Internacional de la Mujer este 8 de marzo. EFE