China lanzó oficialmente este martes un pasaporte digital que permite verificar la situación sanitaria de los viajeros, una iniciativa que analizan Estados Unidos y Europa, donde continúa la polémica por la vacuna rusa contra el covid-19, que a partir de julio será fabricada en Italia.

La pandemia, que deja 2.6 millones de muertos en 117 millones de contagiados en el mundo, sigue avanzando firme en América Latina, que registró más de 700.000 muertes, según un balance de la AFP este martes a las basado en fuentes oficiales.

El «certificado sanitario para los viajes internacionales» lanzado por Pekín -aplicación para smartphones que muestra y verifica el historial de vacunación y las pruebas de covid- podría contribuir a una apertura de fronteras. Por el momento, no es obligatorio y está reservada a los chinos.

Estados Unidos y el Reino contemplan adoptar sistemas similares. En la Unión Europea (UE), la idea del «pasaporte verde» será presentadas por la Comisión Europea el 17 de marzo.

Mientras tanto, Europa busca acelerar la vacunación. Pero, mientras que la vacuna Sputnik V empezó a ser examinada la semana pasada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), Rusia rechazó este martes las palabras de una responsable de ese órgano, que «desaconsejó» a los países de la UE autorizarla de emergencia

«Es un poco como la ruleta rusa», dijo la presidenta del consejo de dirección de la EMA, Christa Wirthumer-Hoche, al señalar que los datos sobre las personas vacunadas son insuficientes.

«Solicitamos una disculpa pública», dijeron en Twitter los creadores de la vacuna, el centro de investigación estatal Gamaleya y el Fondo Soberano Ruso (RDIF). «Comentarios así son inapropiados», agregaron

Impacientes, varios países de la UE ya han recurrido a la Sputnik V, como Hungría, la República Checa y Eslovaquia.

– Sputnik V en Italia –

La Cámara de Comercio italo-rusa anunció este martes que Sputnik V será producida en Italia, un hecho inédito en la Unión Europea.

«Se producirán diez millones de dosis entre el 1 de julio y el 1 de enero de 2022», precisó a la AFP Stefano Maggi, agregado de prensa del presidente de la Cámara de Comercio.

Europa trata de acelerar la campaña de vacunación. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo esperar que «100 millones de dosis al mes» se entreguen a la UE en el segundo trimestre.

También advirtió que otros países de la UE podrían bloquear las exportaciones de vacunas contra el covid-19. Italia, que pasó el lunes la barra de las 100.000 muertes debidas al covid, ya bloqueó la entrega de vacunas de AstraZeneca a Australia.

Entretanto, luego de haber aplicado en el mundo casi 305 millones de dosis de vacunas, algunos países han comenzado a flexibilizar sus restricciones.

El Reino Unido anunció el martes el cierre en abril de los hospitales de campaña levantados para enfrentar la crisis. Las escuelas reabrieron esta semana, primera etapa para salir progresivamente del tercer confinamiento impuesto en enero.

Algunas restricciones también fueron levantadas en Alemania, que reabrió librerías, floristería y otros negocios en algunas regiones.

Israel, a la cabeza de la vacunación en el mundo, volvió casi a la normalidad esta semana.

– «Movilización máxima» –

Sin embargo, otros Estados están haciendo frente a un recrudecimiento de la epidemia.

Brasil y México concentran dos tercios de los decesos de Latinoamérica. El gigante suramericano, segundo país más enlutado después de Estados Unidos, tiene casi 270.000 fallecdos y más de 11 millones de infecciones.

Perú, que acumula más de 1,3 millones de contagios de covid-19 y supera los 47.800 muertos, comenzó el lunes la inmunización de ancianos, militares y policías.

En Finlandia, el lunes se cerraron bares y restaurantes. En Holanda se prorrogó hasta el 31 de marzo de las restricciones, entre ellas un toque de queda nocturno, que ha provocado disturbios en el país.

En Francia, la situación es crítica en la región parisina, donde hospitales y clínicas recibieron la orden de desprogramar el 40% de actividades médicas y quirúrgicas menos urgentes.