La televisión ha sido el mejor aliado para el príncipe Harry en su nueva vida en los Estados Unidos, el país que eligieron para echar raíces tras anunciar que dejarían de ser miembros senior de la familia real británica.

Desde el programa “The Late Late Show” de James Corden, el famoso talk show de las celebridades de Hollywood, el hijo de la princesa Diana de Gales se vio como nunca en una entrevista en la que desbordó naturalidad, carisma y el buen humor que siempre le ha caracterizado en cada una de sus apariciones públicas, reseña el portal de People.

Con Corden como anfitrión de la charla, todo sería sorpresa. Y así fue, Harry se vio divertido disfrutando de un paseo con su amigo a bordo de un autobús de dos pisos descapotable recorriendo la ciudad de Los Ángeles en la que reside junto a su esposa Meghan Markle y su pequeño Archie.

Relajado y luciendo muy deportivo, con un jeans y una polera negra, la conversación tocó temas variados como sus primeras citas con Meghan, la primera palabra que pronunció su primogénito y el punto más álgido del encuentro: la separación de la familia real, respuestas que de seguro repercutirán en el entorno del Palacio de Buckingham.

En esta charla, habló de la serie de Netflix que acaparó audiencia mundial «The Crown» dando una respuesta que para muchos puede ser una sorpresa, pues afirmó que prefiere esta teleserie que leer los rumores de los periódicos. “Es ficción, pero vagamente basada en la realidad”.

Este encuentro televisivo puede ser el abreboca para la próxima cita del 7 de marzo que les aguarda a los duques de Sussex, Meghan y Harry, cuando la famosa presentadora Oprah Winfrey los entreviste en un programa que promete, pues no habrá “límites” en los temas.