Decenas de personas se congregaron el sábado frente a la mansión del gobernador de Minnesota para exigir que los policías rindan cuentas por sus actos, días antes del inicio del juicio contra un exagente de Minneapolis por la muerte del afroestadounidense George Floyd.

Muchas de las aproximadamente 150 personas que se manifestaron en Minnesota eran familiares de otros que murieron durante incidentes con la policía. Protestas similares se organizaban en ciudades en todo el país previo al juicio a Derek Chauvin.

Floyd murió el 25 de mayo luego que Chauvin, quien es blanco, presionó su rodilla contra el cuello de Floyd mientras éste yacía sometido boca abajo esposado y repetía que no podía respirar. El tiempo registrado en un video de una cámara corporal entregado por fiscales muestra que Chavin mantuvo su posición durante unos nueve minutos, incluso después que dejara de moverse Floyd —quien fue declarado muerto en un hospital.

Chauvin enfrenta cargos por asesinato en segundo grado y homicidio culposo. El lunes inicia la selección del jurado para su juicio.

La protesta del sábado en Minnesota fue organizada por Familias Apoyando a Familias contra de la Violencia Policial, una coalición de familias que perdieron a seres queridos en confrontaciones con la policía. Los oradores dijeron que ante la muerte de Floyd quieren que se reabran y sean analizados los casos de otros incidentes con policías, reportó el periódico Star Tribune.