El joven Carlos Antonio Hernández, de 25 años, empleado de la farmacia Los Hidalgos en Piantini, murió por humo tóxico, de acuerdo con un diagnóstico preliminar del hospital Ney Arias Lora a donde fue llevado luego de ser rescatado por los bomberos en el baño del establecimiento comercial ubicado en la avenida Abraham Lincoln.

De acuerdo con familiares, que dijeron no quieren tratar el tema en los medios de comunicación, era soltero y no tenía hijos. El cadáver fue trasladado por las autoridades del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) a su centro de operaciones para hacerle la necropsia de ley.

El incendio ocurrió la tarde del pasado jueves y ese mismo día propietarios de la farmacia Los Hidalgos emitieron un comunicado lamentando la tragedia que los enlútese por la muerte de uno de sus colaboradores.

“Estamos ofreciendo todo nuestro apoyo a sus familiares en este difícil momento y, en solidaridad a ellos y a todo el equipo de Farmacias Los Hidalgos sacudidos por esta irreparable pérdida, todas nuestras sucursales permanecerán cerradas durante este domingo, 7 de marzo”, dice el comunicado del que Diario Libre tuvo acceso.

Expresa que colaboran con las autoridades para ofrecer toda la información que contribuya a la investigación de los hechos para identificar la causa del accidente y evitar a toda costa que esta situación pueda repetirse.

“Expresamos nuestro infinito agradecimiento al personal del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo, del 911 y del Hospital Dr. Ney Arias Lora quienes ofrecieron servicios de emergencia de manera solícita e inmediata y de igual forma a todos nuestros colaboradores, clientes, amigos y relacionados por las muestras de solidaridad y apoyo”, indica.

El jefe de los bomberos del Distrito Nacional, general José Luis Frómeta Herasme, explicó, que según las informaciones ofrecida, en el momento del incendio se estaba en inventario del negocio, pero que hasta ahora se desconoce su origen.

Manifestó que los demás empleados salieron del establecimiento, pero que al parecer el joven se refugió en el baño. Indica que los compañeros de trabajo trataron de rescatarlo, pero el humo no lo dejaba, lo que sí pudieron los bomberos que lo encontraron en el baño desmayado, pero con signos vitales.

Luego fue conducido en una ambulancia del 911 hasta el hospital Ney Arias Lora donde falleció. Dijo que en las farmacias casi siempre hay materiales inflamables como alcohol que son de rápida propagación de incendios.

Al preguntarle qué pudo haber pasado de por qué el joven en vez de buscar la puerta de salida se refugió en el baño, dijo que su experiencia le indica que el 80% de las personas que quedan atrapadas en un incendio buscan refugiarse en los baños porque entienden que allí hay agua aparentemente porque casi siempre tienen agua y pueden soportar las llamas.

Indicó que pudo darse el caso de que el joven se desorientara al inhalar humo y en vez de buscar la salida hizo lo contrario.

Puso el ejemplo de una señora en el Ensanche Espaillat que se le quemó la casa, ella no pudo salir, pero se refugió en la parte de atrás y se metió en un tanque de agua y sobrevivió, no así otras dos personas que fallecieron en el acto.

“Hemos visto, por experiencia, que las personas se desorientan al inhalar humo que es tóxico y entonces no saben para donde correr, quizás eso le pasó a ese joven porque cuando lo rescatamos no tenía quemaduras”, afirma el jefe de los bomberos.

Indicó que los investigadores están haciendo su trabajo desde el primer momento para determinar la causa del incendio.