El presidente de la Sala Capitular del cabildo de La Romana, Faustino Ávila Guzmán, implicado en un supuesto envío de drogas a Puerto Rico, negó este viernes que tenga vínculo con el narcotráfico y dijo está en disposición de la justicia “para enfrentar lo que haya que enfrentar”.

“Dicen que ando fuertemente armado, cuando tengo tiempo que no utilizo arma de fuego, voy a mi ayuntamiento normal, así que lo que haya que enfrentar aquí estamos y lo enfrentaremos con mucha disposición”, dijo en declaraciones a la prensa local.

Y agregó: “No puedo patalear, no puedo correr, soy un hombre público y estoy en disposición de dar el frente a la justicia”.

Contra el concejal de La Romana, el Juzgado de la Instrucción de Atención Permanente de la provincia La Altagracia emitió una orden de arresto por supuesta complicidad con el trasiego de drogas a Puerto Rico.

Negro Tongolo, como es conocido en toda La Romana, según las autoridades del Ministerio Público y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), “forma parte de una red que se dedica al trasiego de cocaína a la vecina Isla de Puerto Rico en embarcaciones ligeras”.

Según la DNCD, a la organización de la cual supuestamente es parte importante el regidor del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), recientemente se le ocupó 153 paquetes de cocaína, lanchas, armas, dinero, propiedades y otras evidencias.

Las autoridades, aunque no identifican a nadie, aseguran que durante el proceso han apresados a 20 personas y se buscan a otros que estarían distribuidos en diferentes demarcaciones y ciudades del este del país y Santo Domingo.