El senador por la provincia de La Romana, Iván Silva, objetó en el Congreso Nacional el proyecto de modificación de Ley General de Aduanas, porque consideró va en desmedro de la producción azucarera nacional. Su desacuerdo con tal modificación se basó en que favorece a la empresa Caribbean Liquid Sugar, y esta posición levantó una controversia entre senadores del partido del Gobierno.

Silva, senador y médico, se opuso a esta medida porque debilitaría la producción local de los empleados de los colonos azucareros; también por los riesgos de la adulteración de los lácteos y de la miel de abeja, la evasión al fisco, como las amenazas sanitarias, malnutrición y de seguridad alimentaria, que representa la adulteración con el uso de jarabe de maíz en los productos agroindustriales nacionales.

Advirtió de manera específica: “el consumo de las gaseosas, de la miel de abeja adulterada y de los lácteos adulterados comercializados con este ingrediente contaminante, obtenido a partir del almidón o de la fécula del maíz, originan, por las consecuencias del ácido úrico, enfermedades cardiovasculares, la grasa en el hígado, la diabetes y todos los efectos dañinos en los tratamientos médicos sanitarios y hospitalarios que esas dolencias conllevan”.

Cuestionó la contribución fiscal de Caribbean Liquid Sugar al acogerse al régimen arancelario que describe la Ley número 424-06, de implementación del Tratado de Libre Comercio entre la República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América (DR-Cafta).

Advirtió a los senadores sobre las contravenciones de estas modificaciones a los artículos de régimen aduanero con leyes que han creado derechos adquiridos en distintos colectivos, como: la Ley 6186, de 1963, sobre fomento agrícola, la Ley 409, de 1982, sobre fomento, incentivo y protección agroindustrial, la Ley 358-05, sobre protección de los derechos del consumidor o usuario, la Ley 589-16, que crea el sistema nacional para la soberanía y seguridad alimentaria y nutricional en la República Dominicana, como las violaciones de la empresa Caribbean Liquid Sugar al artículo 394, de la Ley 3489, sobre el régimen de aduanas.