Michel Platini, expresidente de la UEFA, asegura «no prohibirse» una vuelta a las responsabilidades deportivas y defiende la atribución del Mundial 2022 a Catar, este viernes en una entrevista al diario alemán Die Welt.

El triple Balón de Oro está inmerso desde 2015 en un proceso de la justicia suiza por recibir un sospechoso pago de 2 millones de francos suizos (1,8 millones de euros; 2,1 millones de dólares) de Joseph Blatter, entonces presidente de la FIFA. Desde entonces, Platini quedó fuera de toda responsabilidad deportiva.

Mi único remordimiento es haber sido demasiado educado, demasiado transparente, porque dije abiertamente que había votado por Catar

¿Piensa en una eventual vuelta? «Primero déjeme pensarlo con tranquilidad, no hay ninguna prisa», respondió el francés. «No me prohíbo nada. Si creo que es bueno para el fútbol y que todavía puedo ser útil, entonces me comprometeré plenamente», añadió Platini, precisando que «será la última vez». «De lo contrario, me quedaré en casa y continuaré mi jubilación».

El exinternacional galo defendió otra vez la atribución del Mundial 2022 a Catar, que apoyó cuando tenía responsabilidades, aunque desde aquel momento dice no tener más que problemas.

¿Fue una «buena decisión» esta atribución? «Por supuesto», contestó Platini.

«Los países árabes ya impulsaron su candidatura en diez ocasiones para ser sede de la Copa del Mundo. Es importante para el desarrollo del fútbol y es exactamente la razón por la cual voté por ellos, a condición de que tuviera lugar en diciembre, como será el caso», detalló.

«Me espero un muy buen Mundial, a 25 grados, la climatización no será necesaria», quiere creer el expatrón del fútbol europeo.

«Mi único remordimiento es haber sido demasiado educado, demasiado transparente, porque dije abiertamente que había votado por Catar. Soy el único de los quince que lo admitió y solo he tenido problemas desde entonces», lamentó Platini.