El derecho dominicano Carlos Martínez fue castigado con seis carreras y cuatro hits, además de otorgar tres bases por bolas, en 1.2 inning de trabajo el jueves, pero a pesar de ello se mantiene optimista con sus chances de volver a la rotación abridora de los Cardenales.

“Sé que el resultado no fue el que quería, pero me siento bien”, dijo Martínez vía Zoom. “Me siento bien con todos mis pitcheos. Sé que puedo mejorar en las próximas aperturas”.

Martínez tiene dos años fuera de la rotación abridora debido, principalmente, a molestias en su brazo derecho.

Carlos Martínez confía en que esta temporada podrá volver a la rotación abridora de los Cardenales.

Pero para el dirigente Mike Shildt, el dominicano está demostrando que tiene cómo hacer el trabajo.

“Ha hecho todo bien”, dijo Shildt antes del partido. “La bola está saliendo bien [de su mano]. Llegó al campamento en buena forma y está afrontando su trabajo con mucho positivismo. Puedo decirles que está haciendo todo lo que está en sus manos para [ser abridor]”.

Martínez está consciente del esfuerzo que ha realizado y aunque sabe que la última palabra no es suya, está trabajando para convencer.

“Este año, llegué a entrenar, a estar en la competencia y ganar esa competencia”, dijo Martínez. “No es decisión mía, pero si sigo luchando, si trabajo, sé que lo puedo lograr”.

Y a pesar de los palos tolerados ante los Astros de Houston, Martínez espera que en su próxima apertura las cosas sean diferentes.

“Mi cuerpo se siente al 100 por ciento”, dijo Martínez. “Necesito seguir adelante, trabajar en mis pitcheos y estar listo para la próxima apertura. Confío en mí mismo. Tengo mucha fuerza; me irá mejor en la próxima salida”.