Los programas de sostenibilidad en México ayudan a los pequeños agricultores a ser más sustentables. Utilizar menos agua, pesticidas y rotar los cultivos para evitar los riesgos del monocultivo beneficia a los productores de fresas, a las comunidades locales y también al medio ambiente.

<!–/**/–>