Félix Portes, abogado de la empresa que maneja al artista Antonio Peter de la Rosa (Omega), informó la noche de este lunes que no habrá querellas ni sometimientos en el incidente en que se vio envuelto el mambero cuando, tras una discusión con un chofer del transporte público, sacó un taser, objeto que simula ser un arma de fuego, pero es eléctrico.

El abogado explicó que esto es así porque no hubo ningún tipo de ilícito penal, pues no se trató de un arma de fuego la que tenía el cantante llamado “El Fuerte” y que lo que se produjo fue un “intercambio de palabras sin amenazas”.

El objeto fue entregado a las autoridades para comprobar que no es un arma de fuego, lo cual se verificó en la Policía (en la mañana), en la Fiscalía (en la tarde). Omega se presentó voluntariamente a las autoridades.

Dijo que en estos momentos se encuentran en la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) del Palacio de la Policía Nacional, donde tanto Omega como el chofer Sandy de Jesús Rojas, están siendo interrogados para verificar cómo ocurrió el hecho y “finalizar el papeleo”.

Portes definió el incidente como una discusión que se produjo entre los hombres, al uno de ellos pasar su vehículo delante del otro. Indicó que antes de ser remitidos a la Policía estuvieron en la Fiscalía del Distrito Nacional, donde también los dos fueron interrogados y verificado el objeto usado por Omega durante la discusión.

El incidente entre Omega y el chofer ocurrió en la avenida Winston Churchill, en el Distrito Nacional, ayer domingo.