Residentes del sector El Nieto de Haina demandaron del director de la Policía Nacional, mayor general Edward Ramón Sánchez González, intervenir ante la ola de delincuencia que azota ese paraje.

Los delincuentes que se desplazan en motocicletas en horas de la madrugada con mascarillas, abrigos y cascos, asaltan con pistolas y revólveres a los ciudadanos que se dirigen al trabajo o a realizar ejercicios en los espacios públicos.

Denunciaron moradores que entre las 5:00 y 6:30 de la mañana es frecuente escuchar el sonido de las motocicletas merodeando la zona, “siempre con dos individuos que de manera sospechosa” amenazando la integridad de la familia que trabaja en Quita Sueño.

“Asaltan con pistolas y armas blancas, revisan a las personas que salen a trabajar despojándolos de sus pertenencias, dinero en efectivo, emprendiendo la huida en motores”, dijo un ciudadano, que por temor a represalias no ofreció su nombre.

Manifiestan que sienten temor caminar por la bajada de Peñaló, frente a la bomba y las calles Fernández Domínguez, esquina Puerto Rico y Tony Seval, donde son muy frecuentes estas acciones, y se quejan porque cada vez que ocurren estos atracos, la policía empieza unas rondas que días después nadie los ve pasar.

Además, solicitan a la empresa de electricidad Edesur instalar las luminarias faltantes en varias de las calles donde se cometen los atracos.