La pandemia del coronavirus ha limitado la industria del entretenimiento a niveles extraordinarios. Los centros que regularmente servían como escenario para los artistas han tenido que cerrar sus puertas para prevenir los contagios del COVID-19.

La televisión fue una de las más afectadas para bien o para mal.

Por un lado, los ratings de los espacios televisivos subieron de forma exponencial porque la gente estaba confinada en sus casas y, por el otro, se vivió una reducción considerable de la publicidad, por el cierre de muchos establecimientos, eso hizo que algunos espacios no pudieran seguir transmitiendo su programación. Pese a esto, paradójicamente el 2020 ha sido considerado el año de la recuperación de la televisión. El análisis de audiencia realizado en el país durante el pasado año por la firma de investigación de mercados, Nielsen IBOPE, evidenció la recuperación de la televisión.

La televisión mostró uno de los mejores encendidos generales de los últimos años, en total individuos el encendido subió un 26% y en hogares, esto representa un incremento de un 19 %, con relación al año anterior”.

El programa Dominicana’s Got Talent fue uno de esos espacios que apostó al entretenimiento, como forma de hacer más llevadero el confinamiento de los quisqueyanos y, pese a lo complicado que ha sido grabar esta segunda temporada, sus productores han salido airosos y han estado punteros en los ratings, gracias a un contenido de calidad, que a juicio de sus creadores, ha devuelto la tradición de la familia dominicana de sentarse frente a los televisores.

Esta segunda entrega del reality estuvo apunto de no ir por la pandemia provocada por el COVID-19. Sin embargo, hoy son reconocidos internacionalmente por la hazaña, además del aplauso que se han llevado de los dominicanos.

La primera temporada fue un gran éxito. Los niveles de audiencia superaron las expectativas y en términos económicos se observó una muy buena inversión de publicidad por parte de los clientes. Por esa razón volvieron a creer en el espacio televisivo.

“Algunos clientes decidieron replantear sus inversiones, pero decidimos que el show debía continuar. Aprendimos mucho. Esta temporada nos marca mucho porque tuvimos que sacar a participantes que dieron positivo al COVID-19, ocho grupos debieron salir. Eso nos retó a transformar el contenido para hacer algo impactante a nivel emocional, pero lo más importante es que eso se ha traducido en que somos el programa de televisión más visto en la República Dominicana”, dijo Tuto Guerrero en una entrevista reciente para Diario Libre.

“Hacer una producción en medio del caos provocado por la pandemia nos retó para unirnos y hacer que el dominicano se sienta orgulloso de lo que tiene, y que la clase artística pueda celebrar su talento en un espacio como este”, comentó Tuto Guerrero.

Para Sheila Paulino, productora de línea del espacio el esfuerzo ha valido la pena y en gran medida el desarrollo que han tenido se debe al equipo de profesionales detrás del show. “Pensábamos que iba a ser más difícil por el mismo tema de la pandemia , pero en realidad todo ha fluido tan bien a nivel de la producción, de las personas que tenemos y de los mismos participantes que tenemos que nos tiene súper satisfechos por todo lo que hemos recibido por parte de todo el equipo”, reseñó Paulino.

La pandemia reestructuró todo

Pruebas masivas a cada el equipo semanalmente, tanto a los que trabajan en la producción (talentos, técnicos, productores ejecutivos…) como a los participantes. Estaban constantemente acompañados de personal médico y un laboratorio en las instalaciones donde se llevaban a cabo las grabaciones al principio y luego los shows en vivo.

“Hubo personas que tuvieron que trabajar de forma remota, incluso en grabaciones que eso es súper complicado. Hubo personas que dieron positivo y tuvimos que sustiturilos en algunos casos o por el tipo de funciones que desempañaban podían dirigir a su equipo desde sus casas”, aseguró Paulino.

Para ella la parte más difícil tuvieron que vivirla los participantes, pues muchos debieron postergar sus sueños tras el resultado de sus pruebas. “No pudimos tener a muchos muy buenos talentos, en especial grupos de baile, por haber dado positivo al coronavirus”, se lamentó la profesional.

Con ella coincide Nicole Coiscou, directora de talentos del programa. Las audiciones tuvieron que hacerse de forma virtual. “La gente graba un video y el video a lo mejor se ve bien y en persona no luce igual. Tuve grupos de baile que no pudieron ensayar por la misma situación de la pandemia que nos afecta a todos, en ese aspecto fue un reto muy grande tener que hacer ese voto de confianza”, señaló Coiscou a Diario Libre.

Valerie Fabián, directora de fotografía del programa, señaló que en esta segunda temporada trataron de replicar las cosas positivas de la temporada pasada y asegurar la calidad sanitaria para tener el mínimo de casos. Y lo lograron. En un programa con tantas personas de colaboradores que solo hayan tenido cuatro casos fue un logro impresionante. Los mismos se integraron una vez superaron el virus.

“Aunque estemos detrás de cámaras tenemos un protocolo de distancia durante las entrevistas”, reseñó Fabián.

Scarlet Germán, creativa de las campañas digitales, coincide con Fabián y agrega: “La primera temporada nos dejó muchos aprendizajes, pero a pesar de la pandemia la respuesta del público ha sido muy positiva y aunque algunos procesos tuvieron que ser digitales, esto no ha limitado el brillo y la aceptación del proyecto”.

Sobre el protocolo que les permitió salir airoso en un panorama tan adverso en materia de salud, la directora de contenidos de Dominicana’s Got Talent, Mayra Poerriet estimó lo siguiente: “Tuvimos un protocolo muy estricto que hemos llevado al pie de la letra y eso ha significado un éxito para este tipo de proyecto tan grande. Ha sido un éxito y un reto a la vez llevar este tipo de proyectos en medio de una pandemia mundial como la que nos afecta, pero creo que lo hemos logrado y hemos salido a flote y eso para nosotros es un orgullo”, concluyó.

Final de temporada

Este próximo miércoles 10 de marzo se llevará a cabo la final de la segunda temporada de Dominicana’s Got Talent. Será transmitida por Color Visión, canal 9, a partir de las 8:00 de la noche y para todo el mundo a través de colovision.com.do.

Para esta final se enfrentarán los cantantes Marteen Franko, Diego Jaar, Amanda Sánchez, Raquel Rojas, Keren Montero y Ana Yvelisse; también los cantantes urbanos El Piro y Junior “la Melodía”, quienes se unirán al inteligente niño Alejandro Pérez y el mago Vicente Rodríguez.

El público podrá votar por su acto favorito enviando un votolibre mediante la página de diariolibre.com y enviando un mensaje de texto al 6010 hasta las 9:50 p.m. a un costo de RD$19.50 impuestos incluidos.