El Plan de Vacunación implementado por las autoridades sanitarias contra el COVID-19 comenzó a ejecutarse este martes con los privados de libertad adultos mayores, internos en los centros de corrección y rehabilitación del país.

La jornada inició en el Centro de Corrección y Rehabilitación Haras Nacionales, ubicado en Santo Domingo Norte, donde se tiene previsto aplicar 53 dosis a personas mayores de 65 años, según explicó la doctora Gaurys Sisa, encargada de la División de Salud del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria.

Luego que terminen de vacunar a los adultos mayores de ese centro, se dará paso a una segunda etapa en la que será inoculado el personal militar, el personal administrativo de ese centro y otros privados de libertad que están en período de prueba (reintegración social).

De acuerdo con las informaciones de la doctora Sisa, una vez completado el plan el Haras Nacionales, se extenderá gradualmente a otros centros, de acuerdo con los protocolos establecidos entre el Ministerio de Salud y las autoridades del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria.

Algunos de los adultos mayores vacunados en Haras Nacionales (se reservan nombres por seguridad) manifestaron su agradecimiento a las autoridades por haberlos tomado en cuenta.

El Centro de Corrección y Rehabilitación Haras Nacionales, alberga a adultos mayores y personas vulnerables afectadas por enfermedades catastróficas.

Según datos de la Procuraduría General de la República (PGR), hasta la fecha en el sistema penitenciario, con una población de 27,634 personas a final de febrero, se han registrado 1,424 internos afectados por COVID-19, con 22 muertes. En la actualidad hay 59 casos activos.