Josep Maria Bartomeu, junto a importantes ejecutivos del Club Atlético Barcelona, fue detenido el lunes por los Mossos de Esquadra por su presunta implicación en el Barçagate. A primera hora, agentes del Área Central de Delitos Económicos, allanaron las oficinas del Camp Nou e incautaron documentos que se entiende están relacionados con el caso.

También fue allanada la residencia del expresidente y la sedes de algunas de las empresas vinculadas con la investigación. Buscan material sobre un presunto desvío de fondos a través de las diferentes empresas que monitorizaban las redes sociales de la entidad culé.

Según ha informado el TSJC (Tribunal Superior de Justicia de Catalunya), las detenciones realizadas son decisión exclusiva de los Mossos, ya que el juzgado de instrucción número 13 de la Audiencia de Barcelona, que es quien lleva el caso, sólo ha ordenado y autorizado el registro de las instalaciones.

Los detenidos, que están pendientes de declarar, están retenidos entre el Camp Nou y las dependencias policiales de Les Corts, pero todo apunta a que dormirán en sus domicilios.

¿Qué es el Barçagate?

El 17 de febrero por la mañana, SER Catalunya explicó que desde finales del 2017 el Barça tenía contratada I3 Ventures, una sociedad del empresario argentino Carlos Ibáñez, que se dedicaba a desprestigiar, difamar y poner en duda desde por lo menos seis cuentas de Facebook a individuos y entidades del entorno azulgrana no afines a la junta directiva de Josep Maria Bartomeu, e incluso a jugadores como Leo Messi y Gerard Piqué.

Según la información, el Barça habría pagado un millón de euros anual a I3 Ventures por el monitoreo y la defensa reputacional en las redes sociales del presidente, la junta directiva y la marca, y las facturas se habrían troceado entre diferentes departamentos para que cada una fuese inferior a 200.000 euros, lo que evitó que los contratos tuviesen que pasar por la aprobación de la junta directiva.

La información causó un terremoto dentro de la junta directiva de Bartomeu, quien el miércoles 19 se reunió con la Comisión Delegada para debatir el asunto. Pero fue dos días después cuando la tensión se hizo latente en la reunión extraordinaria de la junta directiva de carácter no oficial.

Un grupo de directivos pidió explicaciones al presidente por lo ocurrido y en la misma reclamaron el adelanto de los comicios, previstos para el 2021, y responsabilidades a Jaume Masferrer, el director del área de presidencia.

El País publicó el 27 de febrero que docenas de cuentas falsas de Twitter de una base de datos de Nicestream (la empresa madre de I3 Ventures, también propiedad de Carlos Ibáñez) llevaban a cabo las mismas prácticas de difamación y desprestigio de individuos (incluidos periodistas) y entidades del entorno azulgrana que las seis cuentas de Facebook.