El cadáver del tenor Henry Ely, quien falleció luego de estar afectado de COVID-19, fue sepultado a horas de su deceso como estipulan los protocolos en el cementerio Cristo Redentor de Santo Domingo, donde lo llevaron desde el Hospital Marcelino Vélez.

Lo sepultaron en el panteón de la familia en el Cementerio Cristo Redentor en el Panteón de la ubicado frente al de Dr. Balaguer.

A partir del miércoles 3 de marzo se hará el novenario en la Parroquia El buen Pastor del sector Evaristo Morales a las 6:00 p.m. Proximamente se hará un memorial en un templo evangélico, según informaciones suministradas a Diario Libre.

El cantante tenor falleció este domingo luego de permanecer ingresado en Hospital Regional Doctor Marcelino Vélez Santana en donde era tratado tras contagiarse con la COVID-19.

El artista se encontraba ingresado en el hospital desde hace varios días. Familiares y amigos han expresado hoy pesar por el deceso del destacado artista.

Henry Ely nació en Santiago, el 9 de enero de 1938. Su calidad interpretativa lo colocó entre una de las voces privilegiadas del canto lírico en la República Dominicana. Su debut ante el público fue a los nueve años de edad en el coro José Ovidio García, dirigido por el profesor Apolinar Bueno, así como con el pianista también con el pianista Milton Cruz y el profesor Julio Curiel, entre otros.

En el año 2000 recibió dos importantes premios al mérito: uno como mejor artista, otorgado por la Logia Masónica “Nuevo Mundo”, de Santiago y el otro como uno de los más destacados servidores públicos del estado dominicano, otorgado esta vez nuevamente por el Presidente de la República Dominicana Dr. Leonel Fernández.

[embedded content]